118. Cómo utilizar las elipsis en un guion

Hoy volvemos a hacer un podcast sobre técnicas narrativas porque vamos a analizar uno de los recursos más utilizados en el mundo audiovisual, tanto en el cine como en las series, me refiero a las elipsis en un guion. No es un recurso exclusivo del audiovisual pero en este medio es fundamental ya que no se podría narrar sin elipsis. Bueno, sí hay excepciones, pero son las mínimas y lo veremos después.

Y en la plataforma de cursos de guion que hay en www.davidestebancubero.com, hoy volvemos con el curso de Diálogos. En la clase que sale hoy vamos a ver los diálogos de comedia. La comedia es un género que merece una clase solo para ella porque en sus diálogos recae el mayor peso de la historia y porque además tienen que hacer reír.

Y os anuncio que ya están decididos los nuevos cursos de la plataforma que saldrán en agosto. Serán tres cursos que se suman a los 10 ya existentes y mantienen el compromiso de Guiones y Guionistas de ser una Plataforma Integral para el aprendizaje del oficio de guionista. Aunque todavía quedan tres semanas os los voy a ir adelantando uno a uno para que abráis boca. El primero de los cursos es uno que me estabais pidiendo desde hace meses, el de Biblia de series de televisión, en el que vamos a profundizar en la creación de un dosier de venta de una serie televisiva. Va a ser un curso muy práctico en el que os voy a enseñar muchos ejemplos de documentos de venta, alguno de ellos que no son públicos. Ya he llamado a algunos amigos para que me envíen ejemplos y va a ser un gran curso.

Por cierto si echáis de menos algún curso, estéis apuntado a la plataforma o no, podéis sugerirlo en la página de votaciones que hay en la web. Además también podéis votar los cursos que más os interesen.

Qué es la elipsis cinematográfica

El cine es un arte secuencial que se divide en planos, escenas y secuencias. Estas partes se ordenan siguiendo un criterio en el montaje y creando así una temporalidad. El cineasta, así como el dramaturgo y el novelista, elige elementos significativos de su historia y los ordena en una película. No necesita mostrar todo para contar una historia. Elige qué mostrar y qué no mostrar y el espectador después reconstruye la historia en su cabeza. Pues bien, podemos afirmar que el cine es el arte de la elipsis. No tenemos que olvidar que una cosa es el tiempo real, que es el que sucede en la realidad, y otro el tiempo cinematográfico, que es el que reconstruimos en una película y que se puede alargar, acortar, ir hacia delante o ir hacia detrás.

En 1896 un operador de los hermanos Lumière filmaba la visita del zar a París y, como no tenía película suficiente, decidió rodar la escena en partes. Cuando visionaron el contenido en continuidad se dieron cuenta de que, aunque faltaban partes de la situación, la grabación se entendía. Así fue como nació la elipsis en una época en que el lenguaje cinematográfico estaba desarrollándose poco a poco. El cine mudo comenzó a presentar la elipsis mediante el uso de rótulos y más tarde con el fundido a negro.

En literatura, la elipsis es una figura gramatical que consiste en la supresión de una o más palabras en una frase, sin que esta eliminación suponga una pérdida de significado. En el teatro la elipsis era algo limitado, generalmente, al cambio de los actos entre los que se daba por entendido que había sido eliminado el tiempo. En lenguaje cinematográfico, una elipsis es un salto en el tiempo o en el espacio. Aunque se eliminan los pasos intermedios el espectador no pierde la continuidad de la secuencia.

En el cine la elipsis se utiliza para dar agilidad al relato eliminando aquellos bloques que no aportan información sustancial a la historia. Por ejemplo, si un personaje sale del colegio para volver a su casa, mediante la continuidad a través del montaje de los dos espacios (colegio y casa) entendemos que el personaje se ha desplazado de un lugar a otro, saltándonos el trayecto. Pero otras veces la elipsis en un guion tiene verdadera importancia y se convierte en generadora de contenido. Por ejemplo cuando el tiempo que se salta es para no mostrar algo relevante que después veremos en un flashback.

Hoy en día, los espectadores asimilan el lenguaje audiovisual con facilidad y entienden cualquier situación espacio temporal. Hay algunos medios, como el videoarte, los clips musicales y la publicidad, que utilizan mucho los cambios temporales. Además de las elipsis, también modifican la velocidad de la toma acelerando las imágenes, como en el cine cómico, o mostrándolas “a cámara lenta”.

Tipos de elipsis en un guion

Si queremos clasificar las elipsis en un guion podemos ver diferentes tipos de clasificaciones según el criterio que tengamos en esa selección. Vamos a ver una de ellas, teniendo en cuenta si esa elipsis es funcional, narrativa o expresiva.

1. Elipsis funcionales.

Las elipsis funcionales sirven para hacer desaparecer espacios y tiempos inútiles en la acción. También por razones de tiempo de la película, para ajustar la duración del metraje. Si un personaje pone la cafetera para tomarse un café, es posible que el director no quiera mostrar los dos minutos que tarda el café en salir y lo resuelva en unos segundos. O que el personaje comience a afeitarse y el director decida no incluir en el montaje final todo el tiempo real que tardaría en rasurar la barba.

Este tipo de elipsis no dependen del guionista y no deben preocuparnos. Nosotros incluiremos la acción en el guion y será después el director quien decida cuánto tiempo le va a dedicar y cuánto va a eliminar. El tiempo que el director suprima será una elipsis que el espectador rellenará de forma automática.

Un ejemplo de estas elipsis es el conocido como jumpcut, que consiste en una elipsis muy corta que se produce dentro de una misma escena. Normalmente el jumpcut se produce incluso sobre la misma imagen, aunque provoque un salto, y se utiliza para dar dinamismo o con una intención estética. En internet estamos muy acostumbrados a este tipo de elipsis porque los youtubers lo utilizan continuamente. La mayoría de las veces por una cuestión práctica. En lugar de rodar diferentes planos, graban su guion todo seguido y después quitan las pausas y lo que no les interesa.

2. Elipsis narrativas.

Estas elipsis sí que son importantes para el guionista porque nos ayudan a controlar la narración de nuestra historia. Normalmente tienen dos funciones, según qué queramos generar con estas elipsis en un guion:

2.1. Controlar el ritmo.

Una de las tareas que tiene el guionista cuando construye su guion es manejar el ritmo de la narración. Esto lo consigue por medio de la acción dentro de las escenas, controlando así el ritmo interno de cada secuencia, y con la duración de las escenas y su combinación, para controlar el ritmo del relato. Por ejemplo, en el tercer acto cuando se acerca el clímax se suelen acortar las escenas incrementando así el ritmo. Es el típico momento en que las escenas duran poco y hay mucho cambio de escenas haciendo que crezca la tensión.

Una de las formas de manejar el ritmo es utilizar elipsis que eliminen los tiempos muertos y muestren tan solo los momentos que tengan interés para la historia. Una reunión de una hora se reduce a tan solo cinco minutos o la estancia de un náufrago en una isla se reduce de 30 años a una hora de grabación.

Si queremos reducir una escena con la ayuda de elipsis podemos hacerlo sin necesidad de crear una escena nueva. Como ya hemos explicado en el podcast sobre creación de escenas cada vez que hay un cambio de tiempo o de espacio deberíamos comenzar una escena nueva. Pero si lo que queremos es tan solo introducir algunas elipsis que eliminen los momentos irrelevantes podemos hacerlo con la ayuda de las transiciones.

Ejemplo de elipsis en un guion

                                            Caníbal

Es sencillo. Tras una descripción o diálogo en la que queramos introducir una elipsis nos vamos al elemento de formato de guion TRANSICIÓN y ponemos el tipo de transición que queremos: CORTE A o ENCADENA A o FUNDE A. Después escribimos la nueva descripción una vez haya pasado la elipsis. Os pongo en la web un ejemplo de la película Caníbal, escrita por Alejandro Hernández y Manuel Martín Cuenca.

Si queréis saber más de formato os recuerdo que tengo un curso de Formato de guion en el que explico cómo se escribe profesionalmente.

La otra forma de controlar el ritmo con las elipsis en un guion es la más utilizada. Consiste en acabar una escena en un momento y comenzar la otra escena más adelante y si queremos en otro espacio. Entonces el espectador entiende que ha habido un salto espacio temporal y lo integra inconscientemente en su comprensión de la historia.

Estos saltos pueden ser de dos tipos según su determinación temporal.

Una elipsis indeterminada es la que no aclara su duración de ninguna forma. Puede ser unas horas después, unos días después o unos años después. No se deja claro cuál es el tiempo que ha transcurrido pero sí que ha habido un salto temporal.

Un ejemplo de elipsis indeterminadas son las que se producen en la película Boyhood. La película fue grabada a lo largo de 12 años. Cada año grababan una semana y así se iba mostrando la evolución del niño protagonista y su familia. Pero entre las escenas de un año y las de otro no había ninguna marca que mostrase la elipsis de ese año. Unas veces te dabas cuenta porque el pelo del niño había cambiado o había dado un estirón pero otras veces tenías que esperar a que avanzase la escena y darte cuenta por lo que le pasaba a los personajes. Y en esas elipsis pasaban cosas importantes. Por ejemplo los padres se separan y no nos lo muestran. Nos enteramos de rebote al ver que el padre ya no vive con sus hijos.

La elipsis determinada sí hace constar expresamente la duración del tiempo eliminado. Hay diferentes formas de mostrarlo: puede ser por elementos sonoros (voces de los personajes, voz en off, efectos de la banda sonora) o elementos gráficos a través de rótulos en pantalla (“un mes después”, “diez años más tarde”). Por ejemplo, en la película Náufrago aclaran que la elipsis que se produce avanza la acción 4 años en la isla.

2.2. Para controlar el suspense.
Además de para manejar el ritmo, los guionistas también podemos crear elipsis para controlar el contenido que damos y omitir información importante generando suspense. Si en una película de detectives y misterio vemos a un personaje que va a ser disparado pero, cuando vamos a descubrir a la persona que va a dispararle, cortamos la escena estamos haciendo una elipsis para ocultar información al espectador. Otras veces no solo se le oculta la información al espectador, sino que también a los personajes. Por ejemplo si hubiera disparado al personaje por la espalda y nadie hubiera visto la identidad del agresor, ni el personaje ni el espectador.

En cualquier caso esta información eliminada no desaparece y suele aparecer en forma de flashback en algún momento de la narración. Cuando llegue el momento resolveremos ese suspense y veremos cuál es la identidad del asesino que ha sido omitida con la elipsis.

3. Elipsis expresivas.
El guionista también puede utilizar las elipsis en un guion con una intención únicamente expresiva y metafórica. Así la elipsis se convierte en una reflexión sobre el tiempo eliminado que puede dar profundidad a nuestro relato. Un ejemplo clásico lo tenemos en la película 2001: Una odisea del espacio, cuando el simio arroja el hueso al aire, éste se transforma en un satélite, simbolizando la evolución de la tecnología humana.

Esta elipsis tiene dos intenciones; en primer lugar elimina todo el período protagonizado por el hombre, pues a Kubrick le interesa el pasado y el futuro, y en segundo lugar, la unión de ambos planos significa la evolución del hombre: primero utiliza el hueso como instrumento y pasamos a la nave espacial como último elemento de la cadena de aprendizaje. En este caso la continuidad de la escena viene dada por el movimiento del objeto en el plano, el hueso y la nave espacial.

Con esta reflexión sobre la elipsis más larga y más conocida de la historia del cine terminamos el podcast de hoy en el que hemos visto cómo utilizar las elipsis en un guion y cuáles son sus características principales. Y si os ha gustado, agradecería comentarios y valoraciones en Itunes, Ivoox o Youtube. Estaremos juntos los martes y jueves con nuevas técnicas, estrategias y análisis para que aprendamos entre todos a ser mejores guionistas.


Apúntate si quieres recibir noticias de Guiones y guionistas

Al suscribirme en el boletín acepto que David Esteban Cubero me envíe información relativa a sus servicios (podcast, cursos y productos). Aceptando el derecho a rectificar o eliminar mis datos cuando lo desee. Para más detalles ver la política de privacidad

Etiquetas:, ,