128. Cómo crear el spin off de una serie

Con motivo del curso de biblias de series que se está desarrollando en la plataforma de Guiones y guionistas llevo unos días hablando de series televisivas. Hoy vamos a hablar de un tipo de series que surgen de otras obras para encontrar un camino propio, fuera de las series “padre”. Me refiero a los spin offs. Vamos a ver en qué consisten y qué tenemos que hacer para crear un spin off de una obra previa.

Pero antes recordar que en la plataforma de cursos de guion que hay en www.davidestebancubero.com, continuamos con el curso de Biblia de seriesHoy veremos algunos de los elementos relativos al concepto e idea central que debería tener nuestra biblia. Como el logline, el storyline y la premisa. Veremos cómo lo pusieron en sus biblias algunas series famosas y daremos unos tips o consejos para crearlos en nuestra propia biblia.

Estos pasos también se encuentran en el Planner de series, por lo que si estáis con la idea de crear una serie una buena idea es conseguir el planner e ir rellenándolo mientras la creáis. Podéis adquirirlo solo o dentro de un Pack de Oferta junto con el Generador de historias y el Planner de Personajes.

Qué es un spin off

Las series televisivas forman parten de la industria del entretenimiento, un negocio que mueve muchos millones y que siempre está buscando productos donde poder rentabilizar las ideas que ya se han demostrado eficientes. Dentro de este marco se engloban los remakes de series antiguas, las adaptaciones de series de otras culturas y los spin offs.

Un spin off es una serie de televisión, de películas, de programas de radio o de videojuegos creada a partir de una obra ya existente. La nueva serie toma de su antecesor algún elemento principal, que puede ser uno de sus personajes, el lugar donde ocurrieron los hechos, o el universo ficticio de la obra original, y crea una obra nueva. La traducción de spin off estaría relacionada con la separación o escisión del original para hacer un producto independiente, por lo que también se la conoce como serie derivada.

Normalmente los spin off suelen producirse cuando la serie original ha terminado definitivamente y se quiere seguir tirando del hilo a partir de la idea de la serie original. Este recurso permite a los productores seguir explotando una fórmula que funciona a través de alguno de sus personajes o su formato.

Ejemplos de series spin off

Ejemplos de spin off

A lo largo de la historia televisiva existen ejemplos de spin offs que estuvieron a la altura del original y se mantuvieron durante varios años, como las series de Better Call Saul, que vino de Breaking Bad; Ángel, surgida de Buffy Cazavampiros; Fraser, que nació de Cheers; Melrose Place, que salió de Beverly Hills, 90210; Xena, que vino de Hércules; o la española Aída que surgió de 7 vidas. Pero también hay algunos spin offs que no pasaron la prueba, como Joey, nacido de Friends; la señora Colombo, surgida de Colombo; o The Lone Gunmen que salió de Expediente X.

En el cine infantil el spin off es una fórmula que se utiliza con frecuencia y personajes secundarios de alguna película se convierten en protagonistas de nuevas obras. Un ejemplo serían los Minions, que eran criaturas secundarias en Gru – Mi villano favorito y pasaron a ser protagonistas en su propia historia; El Gato con Botas, personaje secundario en Shrek 2 que protagonizó posteriormente tanto una película como una serie; o Los Pingüinos de Madagascar, serie surgida a partir del comando de élite de la película Madagascar.

Cómo crear un spin off

Ahora vamos a ver qué debemos hacer si tenemos una obra, que no tiene que ser necesariamente una serie o webserie, también podría hacerse un spin off de un cortometraje o una novela, y queremos sacar de ella otra obra nueva.

  1. Determinar el nexo en común con la original.

El primer requisito para que se considere un spin off es que la serie resultante tiene que tener un nexo común con la serie original. La obra nueva tiene que ser autónoma, como para que no se considere una continuación o segunda parte, pero sí debe tener algo “escindido” (recordad la traducción de spin off) de la original. Este nexo en común puede ser un personaje, parte del argumento, el formato o el universo.

Spin off a partir de un personaje.

El nexo más utilizado en los spin offs es que la serie nueva surja a partir de uno de los personajes protagonistas. El requisito es que no sea el personaje principal, pero sí uno que tenga un recorrido propio y que ayude a mantener el tema, tono, universo y estructura del original. Porque uno de los objetivos de un spin off es heredar la audiencia de la serie precedente, por lo que es importante mantener el tono y no separarse mucho del referente original.

Este personaje pasa de ser uno más del elenco a convertirse en el protagonista de la nueva serie. De hecho, es bastante común que la nueva serie tenga por título el nombre de dicho personaje, en un afán de dejar claro que tiene el papel central. Lo vemos en ejemplos como Fraiser, Xena, Joey o Aída.

En España el spin off más famoso de la televisión fue Aída. Interpretada por Carmen Machi, Aída era uno de los personajes de la serie 7 vidas, una deslenguada limpiadora, ex alcohólica y madre de dos hijos, que encabezó su propia ficción que llevó su nombre. La propuesta fue tan exitosa que duró diez temporadas, sobrepasando en longevidad a la serie precedente, 7 vidas, y superando incluso la marcha de la actriz protagonista. Los productores aprovecharon la nueva serie para transmitir un tono más realista que su precedente, ya que se centraba en el barrio obrero del personaje protagonista.

Spin off a partir de un formato.

Otra de las opciones para crear un spin off es clonar el formato de la serie original sin utilizar ningún personaje, ni localización, ni historia. En este caso se puede incluso crear una franquicia con varias series que, a partir de personajes y argumentos nuevos, clonen el formato de la serie original.

Uno de los ejemplos más exitosos de creación de una franquicia que se expande a partir de una serie original es CSI (Crime Scene Investigation). La serie de la CBS trata de científicos forenses que dan a conocer las circunstancias de misteriosas muertes y de delitos cometidos por criminales de la ciudad. El éxito del primer CSI, el ambientado en Las Vegas, propició el nacimiento de las sucursales de Miami y Nueva York, y un tercer spin-off CSI Cyber. La franquicia CSI concluyó en 2016, tras más de 15 años de duración, y con 797 episodios en 36 temporadas, sumando las cuatro series de la franquicia.

Spin off a partir de un universo.

Además, de extraer un personaje o un formato también podemos ir más allá, y que el punto de unión que se extraiga de la serie original sea el propio universo. ¿A qué me refiero con un universo? Hay autores, tanto en literatura como en películas o series, que generan universos particulares que se pueden reconocer en toda su obra. Son universos muy especiales, que por el tipo de personajes, historias y cómo están narradas son reconocibles y admirados por sus lectores y espectadores. Estos universos se pueden reproducir consiguiendo otros productos que puedan gustar a esa audiencia que ya está creada.

Hace unos meses se filtró que HBO está trabajando en múltiples spin offs de su serie estrella, Juego de Tronos. Por lo visto han acordado con cuatro guionistas para que exploren posibles spin offs para desarrollar ideas basadas en la serie y las novelas de la saga fantástica Canción de Hielo y Fuego, de George R. R. Martin.

Aunque el propio George R.R. Martin tiene sus objeciones a dicho término: “No me gusta de forma especial el término spin off y no creo que realmente se aplique a estos nuevos proyectos. De lo que estamos hablando es de nuevas historias ambientadas en el ‘universo secundario’, robando el término a Tolkien, de Poniente y el mundo que hay más allá, el mundo que creé para Canción de Hielo y Fuego, que tiene miles de años de historia”.

Los guionistas encargados de los pilotos de estos futuros spin offs han visitado a Martin en su residencia de Santa Fe para hablar de las ideas de las series y el universo creado a partir de la historia de Poniente y los libros de Canción de Hielo y Fuego. Martin también ha dejado claro que, aunque estén preparando todos estos proyectos, en los que él también participa como productor, lo más seguro es que no todos salgan adelante.

  1. Generar un cambio de universo.

Para que la nueva serie sea un spin off y no una continuación se tiene que producir un cambio del universo de la serie original. Este cambio de ambiente se genera para dar una mayor autonomía a la serie nueva que, aunque permanezca algunos constantes con el original, pueda crear su propia personalidad. Este cambio puede ser espacial, temporal o de punto de vista.

Un universo nuevo generado por un cambio espacial

Este es uno de los casos más utilizados para generar un spin off nuevo. El personaje que se escinde de la serie original, y pasa a ser protagonista de la nueva serie, cambia de ciudad y debe comenzar una nueva vida en un lugar nuevo. Esto le permite relacionarse con nuevos personajes e intentar nuevos retos en nuevos trabajos.

Es el caso del personaje de Frasier, que venía de ser un habitante más del bar de Cheers y se convirtió en un doctor con un programa de radio con un éxito igualable a la mítica serie del bar (estuvo 11 temporadas). Pero para realizar este cambio el personaje se muda de Boston a Seattle, donde se reencuentra con su padre y su hermano, con quienes surgirán nuevos conflictos y relaciones.

Otro de los ejemplos clásicos lo protagonizó Joey Tribbiani. El personaje interpretado por Matt LeBlanc durante 10 años en Friends, cuando acaba la serie original viaja a Los Ángeles para probar suerte en su carrera como actor, algo que solo duró un par de años porque la serie fue cancelada.

Otras veces los viajes no son tan lejanos, como el que vivieron George y Mildred, dos de los personajes secundarios de Un hombre en casa cuando se convirtieron en las estrellas de su propia serie. George y Mildred Roper se mudaron a un nuevo barrio donde sus líos de pareja volvieron a ser el punto de partida de una serie de situaciones cómicas. La serie estuvo al aire en los años setenta en el Reino Unido y funcionó tan bien que fue adaptada en los Estados Unidos como Los Roper.

Un universo nuevo generado por un cambio temporal.

Otra opción para generar un spin off es que el personaje, que sale de una serie y protagoniza una nueva, cambie de época. Es decir, contar otra época de ese mismo personaje, que puede ser unos años antes o unas décadas si nos remontamos a su infancia, o unos años después.

Better Call Saul es un spin off de Breaking Bad, más específicamente una precuela. La acción se ubica en el año 2002 en torno al abogado James Morgan “Jimmy” McGill, seis años antes de su aparición en Breaking Bad como Saul Goodman. La serie nos muestra cómo llegó a convertirse en el personaje que vimos en Breaking Bad y, a pesar de ser una precuela, también muestra brevemente cual fue el destino de Saul tras los hechos de la serie original.

Otra precuela actual existosa es el spin off centrado en la infancia de Sheldon Cooper, el protagonista de The Big Bang Theory. La serie, que tiene por título Young Sheldon, está centrada en la infancia y adolescencia de Sheldon Cooper cuando, a los 9 años, comienza las clases en el instituto. Lo curioso es que el autor de la idea original de este spin off es Jim Parsons, el actor que encarna a Sheldon adulto, que también figura como productor ejecutivo.

Un universo nuevo generado por un cambio en el punto de vista.

Existe un término conocido como paracuela, historia paralela o sidequel, que se usa para designar uno o varios puntos de vistas, o situaciones distintas, con respecto al relato original pero que se producen en el mismo espacio temporal. En esta modalidad se muestran diferentes personajes, hechos o percepciones que se mueven en el mismo universo y tiempo que la obra que le antecede.

Un ejemplo en cine de este concepto serían las películas Cartas desde Iwo Jima y Banderas de nuestros padres, ambas de Clint Eastwood. Las dos nos muestran la historia de la batalla de Iwo Jima, el episodio más cruento de la guerra del Pacífico, en el que murieron más de 20.000 japoneses y 7.000 estadounidenses. Banderas de nuestros padres, nos muestra la historia desde el punto de vista de los soldados estadounidenses, incidiendo en la propaganda del gobierno. Cartas desde Iwo Jima, mucho más intimista y cuidada, y rodada en japonés, es el reverso melancólico y humanista de aquella.

Si nos referimos a spin off en series, entraría dentro de esta modalidad Aída, ya que no nos cuentan la historia en otra época, ni el personaje se traslada a otro lugar, sino que nos muestran un aspecto del personaje que no habíamos visto en 7 vidas: su vida privada. Conocemos el barrio en que vive, su familia y los conflictos del personaje en su entorno.

Y terminamos así el podcast de hoy en el que hemos visto qué es un spin off y cómo generar nuestro propio spin off. Y si os ha gustado, agradecería comentarios y valoraciones en Itunes, Ivoox o Youtube. O que compartáis este podcast por redes sociales. Y por supuesto agradecer a los que os suscribís a los cursos de Guiones y Guionistas que ayudáis a que el podcast se mantenga. Estaremos juntos los martes y jueves con nuevas técnicas, estrategias y análisis para que aprendamos entre todos a ser mejores guionistas.


Apúntate si quieres recibir noticias de Guiones y guionistas

Al suscribirme en el boletín acepto que David Esteban Cubero me envíe información relativa a sus servicios (podcast, cursos y productos). Aceptando el derecho a rectificar o eliminar mis datos cuando lo desee. Para más detalles ver la política de privacidad

Etiquetas: