182. Leyendas urbanas para guionistas

¿Leyendas urbanas? Todos hemos escuchado alguna vez alguna historia que nos han asegurado que es cierta y que le ha ocurrido al amigo de un amigo. Son historias protagonizadas por personas corrientes en lugares corrientes, pero siempre con un elemento extraordinario que resulta demasiado bueno para ser verdad. Estoy hablando de las leyendas urbanas. Vamos a ver cuáles son sus características para comprender por qué tienen tanto éxito y ver cómo podemos adaptarlas los guionistas en nuestras historias.

Y en los cursos de guion hoy terminamos el curso de Largometraje desde cero que ya está completo para los suscriptores. Continuamos con la metáfora del árbol y hoy veremos la reescritura de nuestro guion. ¿Qué hacer cuando hemos terminado nuestro primer borrador? Veremos en qué consiste el sistema de pases con el que revisaremos la primera versión de nuestro guion.

Ya hay 25 cursos de guion por tan solo una suscripción de 10 $. Cualquiera que sea vuestra necesidad creativa estará cubierta. Guion de corto, largo, serie, webserie, documental, cómic… y os anuncio el tercero de los cursos nuevos que comienza la próxima semana. Monólogo cómico, en el que vamos a ver en qué consiste la técnica del stand-up y vamos a dar las claves y los ejercicios para que escribais vuestro propio monólogo.

Qué son las leyendas urbanas

Veamos si os suenan algunas de estas historias, en las que la gente hace cosas como rellenar coches con cemento, meter a sus mascotas en el microondas, ser atacados por serpientes que se esconden en prendas importadas, perder el cadáver de su madre, comprar un Porsche por sólo $50, confundir una rata con un chihuahua perdido, sentarse en retretes que explotan, robar paquetes que contienen gatos muertos, quedarse desnudos en una gasolinera o pillar un mantel con la cremallera del pantalón.

Seguro que alguna de estas historias os sonará. Os la habrá contado un amigo garantizando que le pasó a otro amigo. Y realmente estas historias pudieron suceder en realidad, aunque es difícil que hayan pasado en todos los lugares y circunstancias en las que los cuentan sus narradores.

Leyendas urbanas

El fabuloso libro de las leyendas urbanas

Como comentan en el libro El fabuloso libro de las leyendas urbanas, de Jan Harold Brunvand, “las leyendas urbanas son historias demasiado buenas para ser verdad. Estas fábulas populares describen acontecimientos presuntamente reales, aunque un poco raros, que le han pasado a un amigo de un amigo y generalmente las cuenta una persona fiable, que te las relata con un estilo creíble porque realmente se las cree”.

“Las localizaciones y los hechos que se describen son ciertos y conocidos, pasan en casas oficinas, hoteles, centros comerciales, autopistas, etcétera y sus personajes humanos personas muy normales. Sin embargo, los incidentes cómicos, chocantes, horripilantes que les ocurren a estas personas llegan demasiado lejos para ser creíbles.”

Las historias en cuestión reciben diversas denominaciones por parte de quienes las usan y difunden. Entre los periodistas se habla de bulos, o factoides. En Internet, de hoax.

Os voy a leer una para que nos quede claro a qué nos referimos. La he extraído del libro  El fabuloso libro de las leyendas urbanas en el que el autor recopiló durante años cartas con leyendas urbanas que le enviaron los lectores del periódico donde trabajaba. La leyenda se llama “Mary SIDA y Harry SIDA”.

“Un hombre sale a bailar una noche y descubre que en la barra hay una mujer hermosa, que lo mira fijamente. El protagonista de la historia no puede creer su suerte y se lanza a la conquista. Lo hace con tal éxito que ambos se van juntos del lugar y deciden pasar la noche en un motel. Bastante borrachos y obnubilados por la pasión, tienen sexo en forma repetida, sin protegerse.

A la mañana siguiente, ya tarde, el hombre se despierta exhausto. No hay nadie en la cama y descubre que la mujer del pub se fue, vaya uno a saber hace cuanto. Al dirigirse hacia el baño, nota que su acompañante le dejó un mensaje escrito con lápiz de labios en el espejo: “Bienvenido al club más grande del mundo, el club de los que tienen SIDA”.

En Estados Unidos el infectado es tanto un hombre como una mujer y reciben el nombre de Harry SIDA y Mary SIDA. Una de estas versiones, recopilada por el folklorista Jan Harold Brunvand, relata que una mujer y un hombre se conocen en un bar, se gustan y deciden pasar unas vacaciones juntos. El día en que se despiden, el hombre le entrega un regalo que debe ser abierto por la mujer al llegar a su casa. Cuando lo hace descubre que es una cafetera, con una nota que dice: “Esto es para todas las noches que vas a pasar sola. Bienvenida al mundo del SIDA” El detalle del regalo de la cafetera varía en ocasiones por otros insumos que también tienen por objeto acompañar a la víctima en las noches.

Si queréis conocer más leyendas urbanas hay una página web que comenzó recopilando y comprobando las leyendas urbanas y que actualmente comprueba todas las noticias que salen que pueden ser falsas. Se llama www.snopes.com.

Cuáles son las características de las leyendas urbanas

Vemos las características de las leyendas urbanas según la Wikipedia:

1. Verosimilitud

Para que una historia ficticia se convierta en leyenda urbana es preciso que se difunda de forma espontánea como verdadera y que la información alcance cierto reconocimiento popular.

2. Carácter internacional

Todas las leyendas urbanas que trascienden tienen carácter internacional. La historia del submarinista calcinado que es recogido accidentalmente por un avión contra incendios y lo deja caer sobre el fuego, causando su muerte, se cuenta con mínimas variaciones en su estructura en distintos lugares de América del Norte, Europa y Australia, por citar solo algunos sitios por donde circula esta leyenda.

3. Elemento misterioso

La leyenda urbana puede inspirarse en cualquier fuente, pero incluye a menudo un elemento misterioso, incomprensible.

4. Origen impreciso

Rara vez resulta posible localizar el origen preciso de una leyenda urbana. Cuando el investigador se enfrenta a una de ellas, se encuentra con varios relatos extendidos por distintas zonas, construidos a partir de un mismo esquema, pero adornados con detalles muy variados en función de su localización.

5. Estructura compleja

Las leyendas urbanas tienen una estructura más compleja (planteamiento, nudo y desenlace) que los chismes, rumores y bulos. No pretenden, como estos, desacreditar a una persona en concreto, sino que abordan una «problemática» que afecta a muchas personas.

6. Temática con “moraleja”

Generalmente, cuentan historias que nos alertan sobre posibles peligros que nos pueden acechar en nuestra vida diaria. De modo que la trama está urdida en función del desenlace, en el que a menudo se concentra el mensaje o moraleja, tal como sucede en las fábulas o cuento de hadas.

7. Al límite de la credibilidad

Todas las leyendas urbanas incluyen hechos falsos pero algunas toman elementos de la realidad o están basadas en algún hecho real. Por eso, la leyenda urbana suele contarse como si fuera un suceso verdadero o, al menos, verosímil. Esto exige que los personajes sean meros arquetipos anónimos, “un hombre”, “una mujer”, “una pareja” o “un conocido de un amigo”, el cual el narrador de la leyenda urbana no conoce personalmente, aunque situados siempre en escenarios concretos (una determinada ciudad, calle, país) que contribuyen a hacerla creíble.

A menudo, el protagonista es un “amigo de un amigo”, relativamente cercano al oyente, pero no tanto que resulte viable consultarle sobre los hechos. Con el paso del tiempo, los elementos de la narración se transforman para volverla más atractiva e impactante.

Qué lecciones nos dan las leyendas urbanas a los guionistas

Son historias que pasan generación tras generación y calan en todas las culturas. ¿Qué podemos aprender los guionistas de las leyendas urbanas y su capacidad de propagación y generar interés?

  1. Las historias que se cuentan como reales llegan más a la gente.

Lo saben las “películas basadas en hechos reales”, que publicitan su origen basado en la realidad en sus primeras imágenes. Cuando una historia es excepcional, pero tiene su origen en la realidad, los oyentes la valoran más, porque sienten que les podría haber pasado a ellos.

La película y series de Fargo anuncian en sus primeras imágenes que son historias basadas en hechos reales y que han modificado los nombres de sus protagonistas por voluntad de los supervivientes. Pero eso es mentira. Las rocambolescas historias de asesinatos, coincidencias e investigaciones salieron de la imaginación de los Coen, la película, y de los guionistas de las series.

Como comenta Joel Coen: “Queríamos preparar al público para que no viera el film como un thriller normal. Si el público cree que algo está basado en acontecimientos reales, entonces se pueden incluir cosas que de otra manera no aceptarían”.

  1. Incluir un elemento extraño aumenta el interés.

No hace falta que toda la historia sea fantástica, pero si incluyes un elemento misterioso e incomprensible conseguirás el interés del espectador. Todos vemos y escuchamos cientos de historias al año y es difícil reclamar la atención del público. Incluir un elemento misterioso, que además de sorprender genere extrañeza, te garantiza el interés instantáneo.

Algunos autores como David Linch convierten esta máxima en su sello de autor creando universos propios repletos de extrañeza. Una película comienza con una oreja cortada en medio del césped y ya tienes la atención del espectador contigo. No hace falta que lleguemos a ese extremo, pero si plantearnos incluir algún elemento de misterio.

  1. Un final sorprendente refuerza el recuerdo y la experiencia de la historia.

Siempre recalco que un buen final tiene que encontrar un equilibrio entre que sea inevitable, es decir que sea la consecuencia lógica de lo que ha pasado hasta ese momento, y que sea sorprendente. Las leyendas urbanas, al igual que los chistes, se caracterizan por un final inesperado.

El éxito de estas historias y lo que provoca que se propaguen por todos los países de forma vertiginosa, radica en lo sorprendente de sus finales. Os recuerdo el podcast que hice hablando de la importancia de los finales. Los finales de las leyendas urbanas son estrambóticos, inesperados, sobrenaturales o inverosímiles y toda la trama se articula en función del desenlace.

Y con esto termino este programa en el que hemos hablado de cómo podemos aprovechar los guionistas las bondades de las leyendas urbanas. Si os ha gustado, agradecería comentarios y valoraciones en Itunes, Ivoox o Youtube. O que compartáis este podcast por redes sociales. Y por supuesto agradecer a los que os suscribís a los cursos de Guion o contratáis las consultorías que ayudáis a que el podcast se mantenga. Estaremos juntos los martes y jueves con nuevas técnicas, estrategias y análisis para que aprendamos entre todos a ser mejores guionistas.


Apúntate si quieres recibir noticias de Guiones y guionistas

Al suscribirme en el boletín acepto que David Esteban Cubero me envíe información relativa a sus servicios (podcast, cursos y productos). Aceptando el derecho a rectificar o eliminar mis datos cuando lo desee. Para más detalles ver la política de privacidad

Etiquetas: