195. Los cinco círculos de relaciones de un guionista

Hoy vamos a ver cómo crear contactos para introducirnos en la industria del cine y de la televisión y para poder mantenernos después y obtener trabajos. Y para ello recurriremos a los cinco círculos de relaciones de un guionista. Una propuesta para crear un mapa de contactos.

Y en la plataforma de cursos de guion tenemos todo lo necesario para escribir vuestras propias historias y convertiros en guionistas. Cortos, largos, series, webseries, documentales, cómic, stand-up… Hoy comienza un curso nuevo: Guion técnico en el que analizamos cómo transcribir en planos cinematográficos las escenas definidas en el guion literario.

Porque no hay que confundir el guion literario, que escribe el guionista, con el guion técnico que prepara el director o realizador de la obra audiovisual. Un guion técnico es un documento que contiene la información necesaria para ejecutar cada uno de los planos que la obra audiovisual requiere.

Y el sábado comienza otro curso nuevo: Análisis de cortometrajes, en el que veremos algunos de los cortometrajes más premiados del mundo y analizaremos su estructura, personajes y trama para aprender de ellos. Para este sábado veremos Piper, ganador de un Óscar.

El guionista fuera de la industria

Cuando quieres ser guionista e introducirte en la industria audiovisual de tu país es difícil saber por dónde empezar. Es posible que tengas tu vocación, algunos guiones escritos de corto o de largo, algún proyecto para escribir una serie…. pero que no conozcas a nadie en la industria a quien mostrárselo.

Y no es fácil porque muchas cadenas no reciben proyectos directamente si no es a través de productoras… y la mayoría de productoras no reciben ni leen material no solicitado. Por un lado, para filtrar todos los proyectos y guiones que se producen, pero también para evitarse problemas y demandas con sus propios proyectos.

Y eso nos deja a los guionistas un poco perdidos, sin saber a quién acudir y cómo buscar a personas en la industria que estén dispuestos a leer nuestros guiones y proyectos.

Hoy voy a proponeros crear una red de relaciones por medio de círculos de mapas. Estos círculos van a establecer diferentes ámbitos en los que poder crear vuestra red de contactos.

Pero antes de establecer estos contactos debes tener un trabajo que mostrar. No puedes ir con las manos vacías llamando puertas. Porque si alguien te abre la puerta y te recibe vas a tener que mostrarle algo más que un currículum de estudios. A los guionistas se los contrata por su trabajo, no por sus estudios.

Está bien tener prácticas en talleres, másters y facultades. Estudiar nunca viene mal y debemos formarnos continuamente a lo largo de toda nuestra trayectoria. Yo lo sigo haciendo. Pero lo que va a hacer que te contraten o te encarguen guiones es tu trabajo. Y si no tienes guiones producidos por lo menos debes tener guiones y proyectos escritos que puedas mostrar. Una especie de portfolio de guionista. El objetivo no es que te los produzcan, que también, sino que vean tus habilidades y puedan contratarte o encargarte guiones nuevos.

Pero estos guiones que vas a mostrar no deben ser pruebas o ensayos. Lo normal es que los primeros guiones que escribimos no sean los mejores porque todavía estamos en fase de aprendizaje. Es con esos guiones primerizos con los que cometemos todos los errores que podemos hacer. Pero debes asegurarte que los guiones que muestras son los mejores que puedes mostrar.

Por eso no es mal consejo revisar los guiones con algún profesional o contratar alguna consultoría o análisis que te dé una visión externa que te ayude a mejorarlos. Debes asegurarte de que cuando tengas la oportunidad de mostrar tu trabajo, éste va a hablar bien de ti. Yo os dejo el enlace a mis consultorías y mentorías por si hay algún interesado.

Los cinco círculos de relaciones de un guionista

Cuando ya dispones de un buen portfolio de guionista debes crear un plan de acción. ¿Cómo? Pues creando un mapa de posibles relaciones donde generar contactos que te acerquen a la industria.

Te propongo crear este mapa como si fuera una diana de cinco círculos. Estos círculos van a ir desde el más cercano a ti, hasta el más lejano.

1. Círculo personal

Este mapa abarca las relaciones en tu vida. El punto central de ese mapa eres tú. Más allá de ti mismo, están aquellos que están más cerca de ti: familia y parientes. Y después tus amigos, conocidos y compañeros. Después de eso, juegas el juego de seis grados de separación donde buscas a amigos de familiares y parientes, amigos de amigos, amigos de conocidos y compañeros, y así sucesivamente.

La construcción de una red de contactos comienza desde el punto central, es decir tú mismo, y crece en radio según la proximidad de las relaciones. Debes esforzarte para agotar todos tus contactos personales a medida que te acercas más y más hasta que algo te conecta con la industria. Entonces apuntas el futuro contacto y sigues buscando porque nunca sabes todos los que vas a necesitar.

Comenzamos con las relaciones del círculo personal, pero es posible que no haya ninguna conectada con la industria, o que aunque lo esté no pueda o quiera ayudarte, por lo que hay continuar con los otros círculos.

2. El círculo geográfico

Una vez que has agotado el mapa de relaciones personales, es hora de cambiar a las ubicaciones geográficas que has transitado a lo largo de tu vida. En este círculo, generalmente no tendrás ninguna relación personal que utilizar porque ya las has usado. En lugar de eso, te estás acercando con la esperanza de encontrar alguna otra conexión.

Comienzas con tu ciudad natal. Muchas veces hay una conexión instantánea cuando alguien comparte la misma ciudad que tú. Y cuanto más pequeña es la ciudad de origen, más conexión y empatía puede sentir esa persona hacia ti. Después de tu ciudad de nacimiento, cambia a tu región o estado natal. Si bien esto no es tan íntimo como compartir una ciudad, todavía significa mucho si un andaluz o un asturiano, por hablar de España, encuentra uno de los suyos llamando a su puerta.

Y gracias a redes sociales como Facebook o Linkedin también puedes encontrar a personas que hayan estudiado en tu misma escuela o universidad. Aunque no sean de tu curso o generación siempre puedes contactar con ellos y romper la primera barrera mencionando esa conexión: “Yo también estudié en la Complutense… Hala Madrid”. El caso es romper el hielo con una conexión con el pasado y después ofrecer tu trabajo para que lo evalúen.

Yo conocí a mi socio guionista uruguayo así. Estaba yo impartiendo un curso sobre formatos televisivos y él era uno de los alumnos. Se acercó a mí y me dijo que vivió en Madrid unos años y trabajó en Globomedia. Después de unos minutos hablando llegamos a la conclusión de que habíamos trabajado en despachos cercanos pero en programas diferentes.

Él me dijo que tenía una idea de programa televisivo y que si la desarrollábamos juntos. Nos juntamos y de esa idea salió un formato televisivo que ganó el concurso de Pitch de un Canal Uruguayo. Después escribimos juntos la serie Rotos y Descosidos y ahora hemos escrito el largometraje Explota mi corazón, que por cierto ya ha salido como uno de los 29 proyectos que va a apoyar Televisión Española en 2019.

3. El círculo de estudios

La época del estudio, ya sea del instituto como de la universidad, es una de las más importantes de la vida porque es cuando comienzas a tomar decisiones sobre tu futuro. Además es una etapa donde sales del ámbito familiar y te creas una nueva familia de amigos y compañeros, muchos de ellos los mantendrás toda la vida. Y con los demás, por lo menos mantendrás un nexo con el que podrás recurrir cuando busques contactos.

Además, lo más probable es que tu futuro laboral esté alineado con tus estudios, por lo que tus compañeros en clase serán tus compañeros en el trabajo después. Por eso mantener el contacto con tus antiguos compañeros, aunque sea por redes sociales, te facilitará la búsqueda de contactos.

Además están los talleres de guion y cursos de cine que puedas realizar de manera informal. Tus compañeros son un buen caldo de cultivo para esta masa de contactos que te pueda ayudar en tu futuro profesional.

Yo tengo unos amigos con los que comencé la carrera hace 30 años a los que todavía veo cuando voy por España. Pero además hay muchos compañeros con los que no tuve casi trato en la universidad, pero que después sí lo tuve coincidiendo con ellos trabajando en programas televisivos. Todos ellos forman parte de este círculo de estudios al que puedo acudir si me hace falta.

Y en este círculo también incluiría a tus profesores. El primer trabajo profesional como guionista lo conseguí gracias a que un profesor con el que hacía doctorado que me dijo que en una productora nueva estaban buscando un ayudante-becario de guion. Me dio el contacto y fui a la entrevista. La productora era Globomedia, el programa El gran juego de la Oca y lo demás es historia. En los siguientes 15 años trabajé de forma interrumpida en más de 10 programas con Globomedia.

4. El círculo profesional

Lo difícil son los primeros trabajos, para los cuales es imprescindible usar los tres primeros círculos. Pero una vez que comienzas a conectarte con los miembros de la industria del cine y la televisión tus compañeros de profesión serán los mejores contactos a la hora de buscar trabajos nuevos.

Por eso no hay que ser muy selectivo a la hora de los primeros trabajos, lo difícil es entrar a trabajar en una productora o canal. Después, si eres proactivo y tienes una buena actitud, podrás ir recolocándote en los puestos que más te interesen. Lo importante es mostrar las suficientes ganas de aprender y de trabajar.

Así serán tus propios compañeros los que te ofrezcan los trabajos cuando necesiten montar equipo. A mí me han llamado para trabajar productores, directores y también guionistas. Cuando están montando un equipo de guion para un programa o serie se consulta también a los demás guionistas y tus compañeros pueden ser tus mejores aliados.

Una vez que estés trabajando en una productora deberás encontrar el mejor momento para ofrecer tus propuestas o guiones. Estar trabajando ahí no te garantiza que lo vayan a leer y producir, pero se supone que lo mirarán con más consideración que si vinieras de fuera.

Y no solo cuentan tus compañeros directos. Mientras estés trabajando en la industria podrás conocer a otros empleados de otras productoras, compañías, cadenas, agentes, incluso actores con los que crear relaciones que te ayuden a mover tus proyectos. Todos los contactos son útiles porque nunca sabes qué proyectos de futuro os pueden conectar.

También existen asociaciones de guionistas y profesionales de medios audiovisuales donde puedes asociarte. En ellas podrás conocer y relacionarte con compañeros y podrás formarte con cursos, talleres y conferencias. Incluso hay asociaciones con bolsas de trabajo con las que encontrar ofertas laborales de una forma directa.

5. El círculo de redes sociales

Y por último está el círculo de las personas con las que puedes conectar gracias a las redes sociales. En primera instancia, las redes te pueden ayudar a conectar con antiguos compañeros de estudios o trabajos, pero también te sirven para conectar con desconocidos.

Tanto en Facebook, como en LinkedIn, puedes unirte a los grupos adecuados en los que aprender, mostrar tu conocimiento y expandir tu imagen de marca. Hay grupos más genéricos de profesionales del audiovisual, pero también hay otros más específicos de guionistas de cómics, guionistas de videojuegos o guionistas en general. A partir de ahí puedes conectar en privado con alguno de sus miembros y establecer relaciones.

También puedes buscar “influencers”, relacionarte y colaborar con ellos. Buscar guionistas, productores y directores influencers que te puedan aportar publicidad o contactos. Eso sí, en nuestras relaciones con los influencers tienes que ir paso a paso, ciñéndote a su ámbito de interés. Tienes que seguir sus blog, ver sus intereses, hacer comentarios, retuits, compartir cosas con ellos… y cuando hayas creado el vínculo, puedes conectar en Linkedin.

Y no hay que contentarse solo con el mundo virtual. Acude a actos en los que intervengan estos “influencers” del audiovisual y promueve esos eventos con tus contactos. Después charla con ellos. Intercambia pareceres, escucha y déjate conocer. Y por supuesto ofrece siempre una imagen profesional.

Resumiendo, a la hora de vender tus guiones o buscar trabajo de guionista es importante tener un plan. Y para ello crear esta diana con los cinco círculos de relaciones de un guionista es un primer paso. Es un mapa que te ayude a que el viaje de convertirte en guionista y ganarte la vida con ello te resulte más fácil.

Para los suscriptores a los cursos he hecho un PDF especial con esta diana que está en el área de descargas. Solo tenéis que bajar el archivo e imprimirlo. Cuanto mayor sea la hoja más nombres cabrán en la diana. Después tenéis que rellenarlo con los consejos que os he dejado en el podcast.

Normalmente se suele escuchar que en esta industria lo más importante «es a quien conoces”. Bien, realiza la diana con estos cinco círculos y te darás cuenta de que conoces a más personas de las que te creías.

Y con esta conclusión termino este programa en el que hemos hablado de los cinco círculos de relaciones de un guionista. Y si os ha gustado, agradecería comentarios y valoraciones en Itunes, Ivoox o Youtube. O que compartáis este podcast por redes sociales. Y por supuesto agradecer a los que os suscribís a los cursos de Guion o contratáis las consultorías que ayudáis a que el podcast se mantenga. Estaremos juntos los martes y jueves con nuevas técnicas, estrategias y análisis para que aprendamos entre todos a ser mejores guionistas.


Apúntate si quieres recibir noticias de Guiones y guionistas

Al suscribirme en el boletín acepto que David Esteban Cubero me envíe información relativa a sus servicios (podcast, cursos y productos). Aceptando el derecho a rectificar o eliminar mis datos cuando lo desee. Para más detalles ver la política de privacidad

Etiquetas:, ,