24. Cómo diferenciar flashforward y premonición

guiones y guionistas

Guiones y guionistas

Hace dos semanas vimos cómo se diferenciaban el flashback del racconto cuando hacíamos escenas retrospectivas en nuestras historias. Pues bien, hoy nos vamos al futuro para ver cómo se diferencian los flashforward de las premoniciones. Con eso completamos el Cuento de Navidad de Dickens. ¿Recordáis cuando se le aparecían los fantasmas a Mr. Scrooge, primero los de las navidades pasadas, después los de las presentes y luego los de las futuras? Pues bien, hoy en Guiones y guionistas nos vamos al futuro.

¿Qué son el flashforward y la premonición?

La anticipación, o prolepsis como también se le denomina, es una técnica narrativa utilizada en literatura, cine, televisión y cómic, que consiste en la alteración de la secuencia cronológica de la historia trasladando la acción al futuro. Se trata de un salto hacia delante en el tiempo para, después, retornar al momento presente de la narración, actuando como recurso de anticipación. Esto es lo que lo diferencia de la elipsis, aunque también corresponde a un salto hacia adelante, al terminar el fragmento se regresa al momento anterior. Al volver al presente de la historia sabremos que los acontecimientos mostrados corresponden a un tiempo futuro, real o imaginario.

Es un movimiento de prospección por el que se puede conocer de antemano hechos que ocurrirán más adelante. Y la prospección puede darse de dos formas: El flashforward, que corresponde a la proyección hacia el futuro de forma breve; y la premonición, que es un amplio salto en el futuro de la historia, para regresar a la narración inicial. Aquí vemos que la diferencia se asemeja a la que había entre flashback y racconto. Mientras que tanto el flashback como el flashforward son dos saltos en el tiempo de corta duración, uno al pasado y otro al futuro, el racconto y la premonición son dos saltos de larga duración.

Las prolepsis o anticipaciones pueden ser internas o externas. Las internas nos adelantan algo que veremos después en la historia, por lo que pueden generar interferencias cuando llegue ese momento del relato. Interferencias que se pueden jugar a favor, mostrando por ejemplo otros puntos de vista de esas imágenes que se adelantaron. Por el contrario, las prolepsis externas nos muestran algo a lo que nunca llegará la historia. Por ejemplo, alguien ve su propia muerte pero en la historia no llega a morirse.

En literatura hay muchos ejemplos, como el inicio de la novela Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez: “El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5:30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo.” Este inicio revela el desenlace para luego comenzar a narrar los eventos cronológicamente, utilizando varias veces flashforwards para relacionar los hechos presentes con el destino final del protagonista. Otro ejemplo es El túnel de Ernesto Sabato, en el cual desde el principio se sabe que Castel ha asesinado a María Iribarne.

En televisión el ejemplo más señalado lo tenemos una serie que se llama precisamente Flashforward y está basada en una novela de ciencia ficción. La historia comienza cuando un incomprensible incidente provoca que los habitantes de la Tierra se desmayen a la vez durante dos minutos y diecisiete segundos. En este tiempo cada individuo verá pequeños flashes de lo que sucederá en sus vidas seis meses más tarde.

Un agente del FBI de Los Ángeles trata de investigar lo sucedido ayudándose de su flashforward, en el que pudo ver todos los puntos vitales de la investigación en un tablón. Junto a su equipo, recopilará flashforwards de gente de todo el mundo en una base de datos que puede ser visualizada por cualquier persona en internet llamada “Mosaic Collective” con la esperanza de encontrar pistas sobre personas que misteriosamente no se desmayaron como el resto del mundo y que pueden tener alguna relación con el acontecimiento. Qué bonita imagen, un mosaico gigante compuesto por miles de flashforward.

Decálogo de utilización de flashforwards y premoniciones

1. Para mostrar un triste futuro y provocar el cambio en nuestro personaje.

Este sería el ejemplo que nos muestra Dickens en su Cuento de Navidad que tantas veces se ha llevado al cine y la televisión. Después de que Mr. Scrooge es visitado por el espíritu del pasado, que muestra su solitaria infancia, su juventud y su amor fracasado, y que el segundo espíritu le lleva a ver cómo se celebra la Navidad en el mundo y cómo la celebran su sobrino y su empleado junto a sus familias, siendo felices a pesar de ser pobres… llega el fantasma del futuro. Aquí la premonición le enseña a Scrooge el triste destino que le espera: una lápida abandonada sin nadie que le recuerde. Esta visión le hace cambiar de actitud antes de que sea tarde para él y los que le rodean.

2. Para mantener el interés del lector o espectador que ya conoce el desenlace.

Como veíamos antes en el ejemplo de Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez, el lector ya sabe desde el primer párrafo de la novela que el protagonista va a morir asesinado, incluso de antes, pues lo dice ya en el título. Pero lo que verdaderamente intriga al lector es averiguar las circunstancias y razones del asesinato. La anticipación genera una pregunta, ¿cómo habrá muerto el protagonista y quién lo habrá matado? Uno de los mayores desafíos que presenta los flashforward y premoniciones es mantener al público interesado en la obra a pesar de haberle revelado qué sucederá en el futuro. Por eso hay que manejar muy bien los pasos del protagonista que le llevan hasta ese desenlace que ya sabemos.

3. Para hacer avanzar el tiempo.

Un caso de prolepsis que abarca casi la totalidad del relato lo podemos ver en la película Click protagonizada por Adam Sandler. Una noche, Michael pierde la paciencia al no encontrar el control remoto que necesita entre todos los que hay en la casa y va en busca de un mando universal. En una tienda conoce a un misterioso vendedor llamado Morty, que le regala un mando universal y le advierte que nunca puede ser devuelto. Para sorpresa de Michael, el mando puede controlar la realidad, especialmente el tiempo. Michael lo utiliza para saltar peleas con su esposa Donna y avanzar hasta librarse de un resfriado y de una cena familiar para poder trabajar.

Después de que el jefe del protagonista le promete un puesto de socio en la empresa dentro de unos meses, Michael decide avanzar directamente hasta el momento de su ascenso, pero termina saltando un año entero de su vida, ya que es el tiempo que pasó hasta que consiguió el puesto. Al avanzar, Michael descubre que ahora él y su mujer asisten a terapia de pareja y que su perro ha muerto. Así se va complicando la trama con continuos avances en el tiempo hasta el clímax final en el que muere… y se despierta al inicio de la película. Pero no ha sido un sueño, descubre el mando a distancia con una notita del vendedor. En esta película los flashforward se suceden uno detrás del otro cada vez que se maneja el control remoto hasta volver al inicio del relato.

4. Para generar incógnitas.

Como vimos antes, la serie Flashforward está construida sobre un gran número de flashforward, y cada uno de ellos es una incógnita que deben resolver los policías que investigan el fenómeno que causó el desajuste temporal. Cada visión del futuro es un flashazo de tan solo dos minutos y diecisiete segundos, tiempo insuficiente para saber qué pasó. La técnica narrativa de la prolepsis se suele servir de narraciones in media res, es decir escenas que comienzan en la mitad de una acción, y narraciones in extrema res, es decir escenas que comienzan al final de una acción, lo que genera muchas incógnitas al no conocerse el inicio.

5. Para que un adivino haga una premonición del futuro de un personaje.

Las prácticas de adivinos, brujos y oráculos que leen el futuro se encuentran en relatos desde la más remota antigüedad. Ejemplos más actuales nos encontramos en El Señor de los Anillos cuando Galadriel invita a Frodo a ver las “cosas que ocurrirán” en la superficie del pozo donde la reina elfa vierte agua. O en Los Simpsons en el mítico capítulo Bart to the Future del año 2000, cuyo título es una referencia a la película Back to the Future. La historia de este capítulo comienza cuando Bart va con el resto de la familia a un casino indio. Después de meterse en un altercado, Bart conoce al dueño del casino que también es un brujo adivino y le revela cómo será su vida y la de su familia después de 30 años. Lo más curioso de la premonición es que Lisa es presidenta del gobierno y, casualmente, el presidente que la antecedía era Donald Trump. Una premonición que se cumplió 16 años más tarde.

6. Para crear cliffhangers y abrir nuevas tramas.

Mostrar algo que todavía no ha sucedido abre muchas preguntas y genera nuevas tramas por lo que es ideal para utilizarse como cliffhanger. El que todavía no sepa lo que es un cliffhanger puede escuchar el podcast que hice para explicarlo. El último capítulo de la tercera temporada de Lost es un ejemplo de cómo utilizar un flashforward como cliffhanger. Este episodio rompe la estructura de flashback que había en la serie hasta entonces y nos muestra en flashforward que los protagonistas consiguen salir de la isla en el futuro y quieren volver. Fue una jugada maestra. Al mostrarnos este sorprendente futuro crearon un enorme cliffhanger que mantuvo el interés hasta el inicio de la cuarta temporada.

7. Para generar tensión y miedo.

Las imágenes premonitorias también pueden utilizarse para generar tensión y dar miedo. Un gran ejemplo lo tenemos en la película El Resplandor de Kubrick. Las visiones que tiene Danny nos predisponen ya desde el principio de la película a lo que nos espera más adelante en el Hotel Overlook. O también cuando es capaz de visualizar lo que su madre va a presenciar más adelante. Son imágenes muy poderosas porque aparecen de repente y  adelantan algo del fatal desenlace.

8. Como cebo o gancho en el teaser.

Muchas series comienzan sus capítulos con un cebo o gancho de una escena de tensión que veremos más adelante. Es el recurso que vimos antes llamado in extrema res. Estas escenas suelen estar incompletas y sitúan a los protagonistas en el momento más trágico o comprometido del episodio, que suele corresponder con el clímax de la historia. Después comienza el capítulo y avanza cronológicamente hasta llegar a dicho momento cuando se resuelve. Este recurso se convierte en parte de la estructura fija del formato en muchas series, utilizándolo en todos los capítulos.

9. Para crear un narrativa más compleja.

La utilización en un mismo relato de flashback y flashforward crea una narrativa más compleja, con continuos saltos en el tiempo que rompen la linealidad y obligan al espectador a estar más atento. La mala educación, de Pedro Almodóvar, es un ejemplo de la utilización de saltos temporales. Cuando el personaje protagonista lee un guion en una escena aparecen las imágenes del rodaje de la película que va a tener lugar más adelante. No son imágenes producto de la imaginación del personaje al leer el guion, sino imágenes del rodaje real que vendrá más tarde.

10. Para anticipar un peligro.

Los flashforwards y premoniciones pueden anticipar un peligro para el que tiene la visión. A veces, como en Easy Rider, el personaje no reacciona, como le pasa a Wyatt (Peter Fonda) cuando tiene una visión momentánea de su muerte inminente. Mira un cartel en un burdel y ve su motocicleta ardiendo. Otras veces, como en Destino final, el flashforward desencadena la trama central de la película.

Os leo la sinopsis de Destino Final: “Un estudiante sube a una avión con sus compañeros de clase para su viaje a París. Antes de despegar Alex tiene una premonición de que el avión va a sufrir un fallo de motor catastrófico, provocando que el avión estalle en el aire, matando a todos a bordo. Entonces entra en pánico, desatando una pelea, y un puñado de pasajeros son obligados a bajar del avión. Todos se sorprenden cuando el avión en realidad estalla, y se quedan confundidos por la rara premonición del protagonista. A partir del acontecimiento, cada uno de los sobrevivientes van muriendo de extrañas formas, en el orden en el cual tenían que morir en la premonición de Alex.” Toda la película gira en torno al flashforward y sus consecuencias.

Con esto acabamos el podcast de hoy, donde hemos visto qué son un flashforward y una premonición y cómo utilizarlos. Quiero agradecer a todos que estéis ahí y si os interesa el mundo del guion, suscribíos a Guiones y guionistas, tanto al podcast en Itunes como a la página de Facebook, lo compartís en las redes sociales, e incluso podéis valorarlo con 5 estrellas en Itunes o le dais un “Me gusta” en Ivoox, y así llegar a más gente. Estaremos juntos los martes y jueves con nuevas técnicas, estrategias y análisis para que aprendamos entre todos a ser mejores guionistas. Hasta pronto.

Etiquetas:,

Share This