25. Cómo escribir la sinopsis de una historia

guiones y guionistas

Guiones y guionistas

En estas semanas hemos visto varios términos de la técnica de guion que nos ayudan a construir nuestra historia. Como por ejemplo logline y storyline. ¿Tenéis claro ya cuál es la diferencia, no? Os pongo los capítulos en las notas del programa por si no los escuchasteis. Hoy vamos más allá ampliando nuestra historia con la sinopsis, un término que suele plantear dudas: ¿Pongo el desenlace de mi historia en la sinopsis o no? Pues depende. ¿De qué? La respuesta, en el podcast que ahora empieza.

Y una herramienta ideal para escribir la sinopsis y el guion de tu historia es utilizar el planner de guion.

¿Qué es una sinopsis?

Una sinopsis es un resumen general de una obra, ya sea escrita, audiovisual, cómic, videojuego… El término “sinopsis” tiene sus orígenes en el griego y etimológicamente significa “visión de conjunto”. Y eso pretende ser una sinopsis, una visión global y reducida del argumento de la obra. Un resumen de la historia que explica quién es el protagonista, qué otros personajes participan en los hechos narrados, qué sucesos tienen lugar, dónde y cuándo transcurren. Una sinopsis va del “cómo voy a contar mi historia” no del “qué voy a contar”. El tema no es lo importante en la sinopsis, lo fundamental es dejar claro cómo vamos a contar nuestra historia.

Tipos de sinopsis

Sinopsis argumental.

La sinopsis argumental es un texto breve, entre una y cuatro páginas, que resume todo el argumento de la obra. Es necesario que recoja el argumento detallado de forma completa, es decir, debe incluir también el desenlace.

La sinopsis argumental es una herramienta muy útil que tiene una doble función. Al guionista nos permite trabajar con la historia de una forma más desarrollada que en el storyline, pero sin tener que enfrentarnos todavía con el grueso del guion. Así, podemos ver de una forma resumida toda la historia y darnos cuenta de dónde puede fallar, si hay que retocar la estructura o si la trama necesita que le demos una vuelta. En resumen, sirve para orientar el trabajo en una dirección y no irse por las ramas al redactar el guion. Si bien un storyline puede generar un gran número de relatos, la sinopsis concretiza en solo uno. Debe contener la suficiente información sobre los personajes, la estructura y la acción para que nos hagamos una idea precisa de sus posibilidades.

También resulta útil para la persona que tiene que juzgar una obra, ya sea para producirla, seleccionarla para un premio u otorgarle una subvención. Le permite saber, sin necesidad de leer todo el texto del proyecto o ver toda la película, cuál es la historia que cuenta y qué puede esperar de ella. Cuando vamos a enviar un guion a alguien podemos agregar también la sinopsis, de manera que puedan leerla primero y saber si la historia le interesa y encaja con la línea de su empresa. Si les gusta, ya leerán después el guion.

Sinopsis comercial o de venta

La sinopsis comercial es la que se suele ver en la contraportada de un dvd o en el programa del cine explicando de qué va la historia, pero siempre a modo de sugerencia para que el espectador se interese por la obra. Obviamente el objetivo de esta sinopsis es mostrar los aspectos más importantes de la historia y redactarlos para que sean lo más atractivos, sugerentes e interesantes posible. No hay que olvidar la importancia de esta sinopsis porque una gran parte del público se decidirá o no a ver la película o la serie gracias a ella.

En este tipo de sinopsis, claro está, hay que omitir los detalles que desvelen partes importantes de la historia si no queremos estropear la experiencia a los que quieran disfrutar de ella. Se limitan, por lo general, a ser un resumen del planteamiento o primer tercio de la historia. Y se caracterizan por dejar abiertos enigmas que despierten el interés de los espectadores.

Cómo crear la sinopsis de nuestra historia

Y ahora vamos a ver cuáles son los principales aspectos que debes tener en cuenta en el momento de escribir una sinopsis argumental. La sinopsis comercial lo más probable es que sea el departamento de marketing de la productora quien se encargue en redactarla.

1. Extensión.

Aunque la extensión de una sinopsis argumental puede variar, un resumen de este tipo no debería extenderse más allá de una o dos páginas si es para uso propio u ofrecer a productores. Si es para pedir una subvención o concurso la extensión suele estar incluida en las bases. A partir de cuatro páginas la sinopsis suele pasar a llamarse argumento. La sinopsis comercial es más reducida aún y basta con un párrafo si es para acompañar la carátula del DVD o la parrilla de un canal televisivo online.

2. Redacción.

Como es un documento técnico, para uso propio o para que lo lean profesionales de la industria, una sinopsis argumental se escribe de manera meramente informativa: en tercera persona, con los verbos en presente y exponiendo los hechos en orden cronológico en lo posible. No debe estar redactada de manera literaria, sino práctica y funcional. Generalmente es aconsejable la tercera persona, porque si escribes tu sinopsis en primera persona, podría ser difícil para el lector distinguir tu voz de la de tu protagonista. Aunque como esto del mundo del guion no es ciencia, también hay guionistas que prefieren hacerla más literaria e incluso usar el pasado, el futuro, el condicional o el subjuntivo si lo ven necesario.

3. Técnica.

Una sinopsis es un mero resumen del argumento y no debe incluir descripciones, ni diálogos ni hacer referencia a técnicas o conceptos narrativos (narrador, punto de vista, flashback, etc.). Tampoco se debe reseñar el estilo o tono empleados en la narración o editorializar con frases como “Es una escena importante…”. Hay que evitar los diálogos a no ser que sean estrictamente necesarios y, si tienes que incluirlos, que vayan entre comillas. No hay que olvidar que no hay nada más aburrido que un diálogo largo contado en estilo indirecto.

Si es una sinopsis de una sola página hay que evitar también las subtramas, y agregarlas solo si son cruciales para la trama principal o si hay espacio extra al final de la página. Para centrarse en lo esencial hay que evitar mencionar mucho de todo: muchos personajes, muchos eventos, muchos cambios pequeños en la trama y mucha descripción. Hay que presentar lo esencial de tu trama, pero cada frase debe ser concisa. Un buen método para identificar lo esencial es mantener el punto de vista del protagonista. Procurar no escribir demasiadas frases sin su nombre.

4. Contenido y estructura.

La sinopsis argumental se diferencia de la sinopsis comercial en que tiene que contener la historia de principio a fin, incluso cuando tu fin sea una sorpresa fantástica al estilo Sexto Sentido o Los Otros. Eso sí, no hace falta contarlo todo, ya que se trata de un resumen, pero sí hay que demostrar que tienes una historia sólida hasta el final. Dependerá de si haces una sinopsis de una página o de cuatro. Tienes que incluir a los personajes y las tramas principales, así como el contexto espacial y temporal en el que ocurren los hechos. La sinopsis no es un mapa, solo es una brújula. Si necesitamos un mapa, ya haremos una escaleta. Pero aún así, tiene estar estructurada de la misma forma que la historia: presentación, desarrollo y desenlace.

Hay ciertos puntos de la trama que se deben tocar, como el detonante que causa que tu protagonista inicie su historia y el conflicto que le impulsa hacia adelante. También hay que mencionar cualquier momento crucial en el camino, especialmente algún instante en el que la resolución del conflicto parece imposible. Y por supuesto, utilizar al menos un párrafo completo para el clímax y finalizar con la resolución.

5. Personajes.

No hay que describir a los personajes. Basta con que cuando introduzcas a un personaje principal, incluyas una o dos palabras descriptivas que puedan definirlo. Opcionalmente, cuando se menciona el nombre de un personaje por primera vez, puedes poner su edad entre paréntesis para ayudar a situarlo mejor. Como regla general, solo debes mencionar tres personajes por su nombre: el protagonista, el interés amoroso (si hay) y el antagonista. Cualquier otro personaje que menciones debe ser referido únicamente por su papel: el padre, el maestro, el compañero…

Hay que introducir a tus personajes principales cerca del inicio. En cuanto se introduzca el contexto de los personajes, debes presentar al protagonista. También debes introducir cualquier otro personaje principal dentro del primer o segundo párrafo. Hay que exponer cómo encaja cada personaje en su contexto, el papel que va a desarrollar y cuál va a ser su relación al personaje principal.

Mientras avanzas con la historia, también debes describir cualquier desarrollo de carácter que sufra tu personaje. Hay que explicar el estado mental y emocional de tu protagonista con cada cambio nuevo o evento en la trama. En el caso de que te ayude a avanzar en la trama, también debes explicar los pensamientos y sentimientos de los otros personajes nombrados en tu sinopsis.

6. Inicio.

En el caso que nuestra sinopsis no sea solo para nosotros, sino que vaya a leerla el productor o distribuidor, el inicio debe incluir un gancho, es decir, un enunciado que introduzca el concepto de tu historia de una forma lo suficientemente intrigante para captar la atención del lector. La meta es crear una imagen fuerte en una a tres oraciones para que el lector tenga una idea clara acerca de las condiciones que moldean a tus personajes.

Hay dos formas clásicas de empezar una sinopsis:

– Con un párrafo que empiece con el nombre del protagonista y su situación al arrancar la película, seguido de un segundo párrafo donde se presenta el conflicto principal de la historia.

– En las películas de época y fantásticas se puede empezar con un breve párrafo que describa el universo en que se desarrolla la acción. Seguidamente vendría el párrafo que habla del protagonista y el párrafo que nos muestra el conflicto principal.

Con esto acabamos el podcast de hoy, donde hemos visto qué es una sinopsis y cómo escribir la sinopsis argumental de nuestra historia. Muchas gracias por estar al otro lado y si os interesa el mundo del guion, ya sabéis, suscribíos a Guiones y guionistas, tanto al podcast en Itunes e Ivoox como a la página de Facebook, lo compartís en las redes sociales, e incluso podéis valorarlo con 5 estrellas en Itunes o le dais un “Me gusta” en Ivoox, y así que se extienda. Estaremos juntos los martes y jueves con nuevas técnicas, estrategias y análisis para que aprendamos entre todos a ser mejores guionistas. Hasta pronto.

Etiquetas:

Share This