26. Qué significa ser guionista

¿Qué es ser guionista?

El otro día leí un comentario en el Facebook de Guiones y guionistas que me hizo pensar sobre “qué es ser guionista”. Yo leo todos los comentarios y los mensajes que me enviáis a través del formulario de la web. Creo que es importante escuchar lo que tenéis que decir y que vuestras opiniones son parte de este podcast. El comentario decía así. Leo textualmente.

“No sean pendejos es como decir aprende ser un poeta una cosa es que te den una pauta de como armar una estructura pero no engañen que eso te va a convertir en un guionista.”

ser guionista

Guiones y guionistas

Tuve que leer un par de veces el comentario porque está escrito sin signos de puntuación y quise contestarle directamente en el Facebook. Pero al pensar la respuesta me salía un poco larga y se me ocurrió contestar en el podcast para compartir la reflexión con todos vosotros. Quería hacer un pequeño comentario al principio de un podcast normal y después ir al tema en cuestión, pero la reflexión de “qué significa ser guionista” cada vez daba más vueltas en mi cabeza por lo que me dije: ¿Por qué no hacer un podcast entero para responder a esa pregunta? Y ahí va.

Lo primero comentar que entiendo lo que quiere decir Robert, que así se llama el autor del comentario. A mí, por ejemplo, hace unos años me entraron ganas de pintar. Me compré varias pinturas al óleo y unos lienzos y empecé a pintar. Pinté varios cuadros e incluso hice una exposición en un bar. Pero en ningún momento sentí por ello que era un pintor o un artista. Al revés, cuando alguien me decía algo yo le contesta que solo era una guionista que estaba pintando. Reconozco que eso me quitaba presión, como no era pintor me podía permitir el lujo de no pintar bien.

Ahora llevo cuatro años sin pintar un cuadro aunque reconozco que me encanta pintar y que algún día volveré a hacerlo. Aunque también sé que por mucho que pinte, nunca voy a ser un pintor. Siempre seré un guionista que pinte. Porque sí, a mis 47 años sé que soy un guionista y siempre lo voy a ser. Es posible que no vuelva a escribir un guion en mi vida. Pero sé, o por lo menos lo intuyo, que siempre seré un guionista haga lo que haga.

Este es el momento de volver a la primera vez en mi vida que me sentí guionista. Iba a subir a un avión y me hicieron rellenar un papel con mis datos. Cuando llegué al apartado de profesión me quedé dudando unos segundos. Hasta entonces había escrito “estudiante”, pero entonces dudé. Yo ya llevaba dos años fuera de casa de mis padres sobreviviendo como guionista pero nunca me había planteado si era un guionista, si esa era mi profesión. Y tras unos segundos de duda lo escribí. Guionista. Y todavía recuerdo ver esas letras escritas en el papel. Escribir en un papel que era guionista no me convirtió en guionista. Pero el impulso que me llevó a escribirlo sí. Por eso recuerdo ese momento aunque hayan pasado más de veinte años.

Si quieres aprender el oficio de guionista te aconsejo que pruebes los cursos de guion de la Plataforma Guiones y guionistas. Te darán una formación integral para convertirte en guionista profesional. Hay cursos para escribir cortos, series, webseries, concursos…

Ser guionista o hacer guiones

¿Y qué hace falta para ser guionista? ¿Escribir guiones? Sí, escribir guiones es el primer paso para ser guionista. Un paso fundamental, pues es muy difícil sentirse guionista sin haber escrito un guion en la vida. Pero como ya hemos visto no es el único requisito, pues volviendo al ejemplo de antes, se podría dar el caso de que a un pintor, que se sintiera pintor, le diera por escribir guiones… y si le preguntásemos si es guionista dijera que no, que él es un pintor que escribe guiones. Es la clásica discusión entre el “hacer” y el “ser”. Espero posicionarme en este debate a lo largo del programa.

Entonces, ¿qué hace falta para ser guionista? ¿Ganarte la vida escribiendo guiones? Bueno, eso es otro paso para sentirte guionista, hacerlo tu profesión. Pero tampoco es el paso definitivo. ¿Sabéis quién es Hampton Fancher? Seguro que a los aficionados a la ciencia ficción os suena. Es el guionista que adaptó la novela de Philip K. Dick, Do Androids Dream Of Electric Sheep?, e hizo el guion de la mítica Blade Runner. Estamos de suerte porque con motivo del próximo estreno de Blade Runner 2049, la secuela de la mítica película que él también ha escrito, Wes Anderson ha producido un documental que se llama Escapes y que trata sobre la apasionante vida de Fancher.

¿Hay alguien que dude que Hampton Fancher es un guionista? No, sería una temeridad. Pero os leo algunas cosas de su biografía para saber algo más de él: Siendo niño, Fancher, se escapó de su casa y se cambió el nombre para poder convertirse en un bailarín de flamenco, después trabajó como actor durante años y apareció en un gran número de series y películas entre 1959 y 1977, y finalmente se decidió por probar su suerte como escritor. Ahí fue cuando por casualidad se topó con un libro que cambiaría su vida y el cine para siempre. El resultado de este encuentro como ya habréis imaginado es Blade Runner.

¿Qué pensáis que diría Fancher si le preguntamos si es guionista? Obviamente, depende del momento de su vida en que le hiciéramos la pregunta. En su juventud pensaría que era bailarín de flamenco. Y lo era, claro. Después fue actor durante veinte años. Interpretó a cowboys, asesinos, muchachos malvados y el héroe ocasional. Hasta que quiso escribir guiones y escribió nada más y nada menos que Blade Runner. ¿Contestaría entonces que era guionista? Pues no lo sé. El caso es que según IMDB en los últimos 30 años solo escribió dos películas más, A espaldas de la ley y The Minus Man, a las que ahora se les suma la secuela de Blade Runner.

Si le hacemos la pregunta hoy, a sus 80 años, ¿sabéis lo que contestaría? Da igual, lo que conteste. Me da lo mismo que me diga que es un bailarín de flamenco que actuó y escribió guiones o que es un actor que bailó y escribió guiones o que es un guionista que actuó y bailó flamenco. Lo que importa es que escribió Blade Runner. Lo que importa es lo que hizo.

10.000 horas de práctica

Por eso yo soy de los que dice que hay que hacerse menos la pregunta de si soy un guionista o un buen guionista y escribir más. ¿Cuánto? Cuanto más mejor. ¿Queréis que sea más concreto? Lo seré. ¿Conocéis la teoría de las 10.000 horas para ser experto en algo? Pues bien, hay un libro de Malcolm Gladwell llamado Outliers. The story of success cuya traducción al español sería Los fuera de serie. La historia del éxito, que afirma que para alcanzar la excelencia en cualquier tema o profesión, se debe tener una acumulación de 10.000 horas de práctica.

Esto quiere decir 10 horas a la semana si escribimos durante 20 años, 20 horas por semana en 10 años o 40 horas por semana en 5 años. Gladwell cita entre otros el ejemplo de Mozart. Comenzó a componer a los 7 años y, aunque sabemos que escribió algunas buenas piezas en su adolescencia, las grandes sinfonías fueron escritas después de los 21 años, cuando ya había acumulado más de 10.000 horas de práctica, en composiciones e interpretaciones.

Partiendo de la idea de 10.000 horas de práctica, podríamos decir que si quieres ser guionista depende del tiempo que le dediques:

– Con 1 hora: Podemos saber lo básico de qué es un guion.

– Con 10 horas: Tenemos una noción más amplia de los conceptos básicos de la escritura de guiones.

– Con 100 horas: Nos daría tiempo a practicar en la escritura de guiones y adquirir un nivel de guionista inicial.

– Con 1.000 horas: Entonces avanzaremos a ser un especialista, es decir un guionista profesional.

– Con 10.000 horas: Entonces podríamos considerarnos un guionista experto. Capaz de trabajar en cualquier medio y proyecto.

En este podcast no pretendemos enseñaros a ser guionistas, sino animaros a escribir guiones y ayudaros a ello con técnicas y herramientas. Lo de “ser o no ser”, como decía Hamlet, es otra cuestión. Porque da igual que os sintáis o no guionistas. Eso no es lo importante. Lo que vale es que os lancéis a escribir guiones y aprendáis en el proceso. Yo aprendo mucho preparando los podcast y espero transmitiros algo de ello, sobre todo la pasión por escribir historias. Por lo que cuando acabe de hablar, dejadlo todo y poneos a pensar en vuestro nuevo guion o mejorar el que tenéis entre manos. Dejad de pensar si sois o no guionistas y escribid guiones, eso es lo que importa.

Por cierto, el documental Escapes se estrenará oficialmente en el mes de agosto en cines de los Estados Unidos, y se espera que entre septiembre y octubre la película llegue a servicios por demanda y plataformas de streaming, así que es posible que podamos verla este mismo año. Yo la verdad es que no me la quiero perder porque veremos a Fancher en acción, nos contará desde sus aventuras románticas con estrellas de Hollywood, actos rebeldes de caballería, celos y amistad, hasta cómo terminó escribiendo uno de los clásicos de la ciencia ficción.

Si quieres aprender el oficio de guionista te aconsejo que pruebes los cursos de guion de la Plataforma Guiones y guionistas. Te darán una formación integral para convertirte en guionista profesional. Hay cursos para escribir cortos, series, webseries, concursos…

Con esto acabamos el podcast de hoy, donde hemos visto qué significa para mí ser guionista y por qué no hay obsesionarse con ello. Quiero agradecer a todos que estéis ahí y si os interesa el mundo del guion, suscribíos a Guiones y guionistas, tanto al podcast en Itunes como a la página de Facebook, lo compartís en las redes sociales, e incluso podéis valorarlo con 5 estrellas en Itunes o le dais un “Me gusta” en Ivoox, y así llegar a más gente. Estaremos juntos los martes y jueves con nuevas técnicas, estrategias y análisis para que aprendamos entre todos a ser mejores guionistas. Hasta pronto.


Apúntate si quieres recibir noticias de Guiones y guionistas

Al suscribirme en el boletín acepto que David Esteban Cubero me envíe información relativa a sus servicios (podcast, cursos y productos). Aceptando el derecho a rectificar o eliminar mis datos cuando lo desee. Para más detalles ver la política de privacidad

Etiquetas:

Share This