62. Cómo escribir la primera página de un guion

Comienza un nuevo año. Muy feliz 2018 a todos. Y si me escuchas en el futuro, en 2019 o 2020, pues espero que el 2018 haya sido un gran año para ti. Vamos a dedicar este primer podcast del año al inicio de cualquier película… que no es otra cosa que la primera página de un guion.

primera página de un guion - guiones y guionistas

Guiones y guionistas

Ya sea de un sencillo cortometraje o una película de tres horas, todos los guiones empiezan por lo mismo: una primera página. ¿Y qué es lo que debe tener esa primera página de un guion? Hoy lo vemos y analizaremos algunos guiones para ver cómo es su primera página.

Unas cosas empiezan, como el año, y otras terminan, como el curso de desarrollo de personajes. A lo largo de diez semanas hemos visto diversas técnicas narrativas para trabajar sobre los personajes de nuestras historias y hoy acabamos con los personajes no realistas. Veremos cómo crear monstruos, superhéroes, perros que hablan… muy interesante, ya veréis los suscriptores. Y aprovecho para anunciar uno de los dos nuevos cursos que comienzan la próxima semana… Estructuras narrativas. Os va a encantar y se complementa muy bien con los cursos ya existentes.

Por cierto, ahora que estamos con comienzos os informo que me he abierto un canal en Youtube y estoy subiendo los podcast poco a poco. Por si hay alguien aquí que sea muy consumidor de Youtube podéis suscribiros al canal de David Esteban Cubero y escuchar los podcast desde ahí. Y si tenéis amigos que les guste Youtube también podéis evangelizar y hablarles del podcast, claro.

La primera página de un guion

Los que me seguís desde hace tiempo en los podcast o ahora en los cursos, sabéis que yo siempre hablo de la importancia de las fases previas a la escritura de un guion. La fase de investigación, pensar bien en la idea, qué queremos contar, cómo queremos hacerlo, tener clara la estructura… Y solo aconsejo lanzarse a escribir el guion después de haber hecho una escaleta o un tratamiento y tener las cosas bien atadas.

Pero siempre llega el momento en el que, tengamos más o menos detallado qué pasa en cada escena, hay que pasar al guion. Si hemos hecho los deberes no tendremos un bloqueo de página en blanco, pues sabremos qué pasa en la escena, quiénes son los personajes, dónde sucede… pero, ¿cómo vamos a plasmarlo en el papel? Esa primera página nos va a dar mucha información que hasta ahora no nos habíamos planteado. ¿Comenzamos con una acción? ¿Con un diálogo? ¿Con una escena descriptiva? ¿Cuál es el primer personaje que se va a ver? ¿Puedo mostrar desde las primeras imágenes el tono y género de la película? Vamos a ver algunos elementos a tener en cuenta antes de escribir la primera página de un guion.

El nacimiento de la primera página de un guion

Consejos sobre el contenido

1. Empezar en negro.

Muchas películas comienzan con una pantalla en negro. Una ausencia de imagen sobre la que se suele dar alguna información. Unas veces se escucha al narrador, que nos introduce en la historia situándonos antes de que comience la imagen. Otra veces son unos diálogos o ruidos, que nos dan la primera información pero dejándonos imaginar qué pasa. El sonido mueve otros resortes en los espectadores diferentes a la imagen y tiene una gran capacidad para sugerir. Esto hace que comiencen a imaginar antes de poder ver.

También pueden superpornerse sobre esa pantalla en negro algunas palabras que nos sitúen en el tiempo y el espacio, o que nos hagan intuir, con una poesía o una frase célebre, el tema de la historia. ¿Qué es lo primero que queremos que reciba el espectador de nuestra historia? No siempre tiene que ser una imagen. Os recuerdo que comenzar con una imagen en negro es una elección del guionista.

La primera página del piloto de Stranger Things comienza con una imagen en negro donde se superponen unos títulos que explican que en el año 1942, durante la II Guerra mundial,  crearon una base militar en los Estados Unidos llamada Camp Hero y que en 1972, en plena guerra fría, hicieron en ella experimentos secretos hasta que la cerraron por motivos no divulgados. Y ahí funde a la imagen de la base y comienza el episodio. Ya han creado la suficiente intriga como para que la historia comience a andar.

Piloto de Stranger Things

2. La primera localización

Elegir una ubicación para cualquier escena es importante, pero la primera localización es absolutamente crucial. Hay una gran diferencia entre una discusión que tiene lugar en una oficina o en el borde de un acantilado. No hace falta que sea la ubicación perfecta, pero sí la más adecuada para el guion que estamos contando. El espacio donde suceda dependerá de la historia que estemos contando, pero también del tono y el género.

Por ejemplo si estamos escribiendo la película Boogie Nights, que retrata la industria pornográfica de finales de los ’70 y principios de los años ochenta. ¿Dónde ambientamos la primera escena? Un lugar que nos acerque a lo que se contará después… Anderson eligió un local nocturno, literalmente en el guion pone “Hot Traxx Nigthclub”… el lugar donde el director porno Jack recluta a su nueva estrella Dirk Diggler.

Guion de Boogie Nigths

3. El primer momento
Has establecido una ubicación. Sabemos dónde estamos, pero ¿qué es lo que vemos? ¿Qué está pasando en tu guion? Este es tu primer gran momento. La primera vez que describes este maravilloso mundo nuevo en el que llevas pensando mucho tiempo. Recuerda que está tratando de crear imágenes mentales que el lector de tu guion recordará y que se transformarán en imágenes reales de una película que el espectador debe recordar. Estás creando el momento que pone tu historia en movimiento y debes atraer la atención del lector con algo inolvidable para no soltarlo en todo el guion.

La primera imagen. ¿Cómo podemos marcar desde el guion cuáles serán esas primeras imágenes de nuestra película? Por ejemplo el guion de Verónica, escrito por Paco Plaza y Fernando Navarro, comienza con una llamada a la policía. Entre ruidos y roturas de cristales se escucha la voz de una niña pidiendo ayuda. Ese primer momento marca el tono de toda la película. Os dejo el guion de Verónica que curiosamente tenía otro nombre: El expediente.

Guion de Verónica

Podcast sobre cómo buscar el título

4. Introducciones de personajes
¿Va a aparecer algún personaje en nuestra primera página? Esa es la primera pregunta que debemos hacernos. La segunda es, ¿quién será? Elegir quién es la primera persona que veremos en nuestra historia tiene su importancia. De hecho, normalmente suele ser el protagonista, por lo que debemos pensar muy bien y quién va a ser y por qué.

Todos sabemos el valor de la primera impresión que nos causa una persona cuando la conocemos. Con los personajes pasa lo mismo. Cada primera impresión es una oportunidad. La presentación de nuestros personajes debe reflejar su personalidad. ¿Quién es esta persona? ¿Qué quiere? Podemos aprender mucho sobre alguien a través de sus acciones, pero más si tenemos en cuenta su personalidad y opciones de vida.

Por ejemplo, si os digo que describáis a “Dios”, ¿cómo lo haríais? A lo largo de la historia hemos visto múltiples formas de describirlo, pero en la película La llamada, escrita por Javier Ambrossi y Javier Calvo, encuentran la suya propia, que es una clara declaración de intenciones de lo que será la obra: “Un hombre maduro y atractivo que viste un traje de lentejuelas negro y lleva un micrófono en la mano. Parece una estrella de pop trasnochada y todo es muy Las Vegas. El hombre es DIOS (55)”.

Guion La llamada

5. La voz de los personajes
Hemos introducido un nuevo personaje y seguro que al lector del guion le va a importar. Ahora necesita una voz convincente. El diálogo es importante para contar una historia, pero cada línea también debe contar la historia del viaje de su personaje. ¿Dónde han estado? ¿Quién rompió su corazón? ¿Qué es lo que más temen? ¿Qué los emociona? Todas estas preguntas influyen en las palabras que eligen decir. Eso es importante. Cuando conoces a un personaje, no debes sentir que estás hablando a través de ellos. Tus personajes pueden hablar por sí mismos. Tú como guionista estás para para escribirlo todo, pero ellos deben hablar por sí mismos.

6. El interés de la primera página

La primera página debe generar interés y ser un cebo para que el lector quiera seguir leyendo. De hecho, a menudo se suele colocar un pequeño cliffhanger al final de la primera página que anime a pasar la hoja y leer la segunda. Es un cliffhanger creado para el lector del guion más que para el espectador. Pero hay que tener cuidado, basta con generar una pequeña curiosidad, si sucede un giro demasiado importante costará mantener el nivel de interés más adelante. La película está comenzando y hay que reservarse las sorpresas para cuando la historia esté más asentada.

La primera página del guion de Logan acaba con cinco hombres disparando a un Logan más viejo que la última vez que se le vio en el cine. Es la primera página, sabemos que aunque lo disparen no va a morir, pero ya nos ha generado el suficiente interés como para pasar la página y seguir leyendo.

Guion de Logan

7. El tono y género

La primera página equivale más o menos al primer minuto de nuestro guion. Es muy poco tiempo. Pero tenemos que plantearnos si podemos aprovecharlo para insinuar el tono o el género de la narración. Hay realmente poco espacio para los diálogos, pero tal vez podamos encajar el primer chiste si estamos escribiendo una comedia. Hay poco espacio para la acción, pero puede que nuestra historia comience en medio de una persecución. O con un plano general se puede mostrar que es una película bélica o un western. A veces basta tan solo con una imagen para mostrar el tono o el género de nuestra historia.

En el guion de La La land la música está presente desde la primera página. La gente en el atasco escucha diferentes canciones desde rock y clásico hasta disco y punk. Y por si fuera poco, el único diálogo que hay en toda la página es cuando Sebastian tararea “Ta-tee-ta-tee-tee-tee-taaaa…”. Así es, ese es el único diálogo que hay en la primera página. Toda una declaración de intenciones.

Guion de La La Land

Consejos sobre la forma

1. El lenguaje
Aunque el guion es una herramienta para contar una historia de forma audiovisual, no hay que olvidarse que está compuesto por palabras. Nosotros somos los guionistas y somos los responsables de cada una de las palabras que están escritas en ese guion. Las palabras que elegimos cuentan una historia, pero también cuentan otra historia. Nuestra historia. Queramos o no, las palabras que elegimos reflejan nuestros sentimientos y mentalidad como guionista.

¿Y cómo queremos dejar nuestra huella como guionista? ¿Cuál es nuestro estilo? ¿Párrafos cortos o largos? ¿Réplicas rápidas o grandes bloques de diálogo? ¿Utilizamos una escritura juguetona o seria? ¿De ritmo rápido o crea suspense? Tenemos que establecer un tono de escritura para el guion. Manejar un lenguaje adecuado en la página nos ayuda a transmitir las imágenes que queremos que el lector imagine.

2. El valor de cada frase
En un guion cada frase importa. Hay que intentar que una oración tenga varios objetivos, nos ayude a dar información pero también a transmitir emociones o crear ambiente. Normalmente se utilizan las reescrituras para limar cada frase del guion y condensar todo lo que se quiere decir. Hay que ser consciente de que después, cada minuto rodado tiene un alto precio por lo que debemos ser concretos. Y entre todas, la primera página más que ninguna debe tener las palabras justas.

3. La composición de la primera página de un guion
Además de palabras, una página de guion también está compuesta de espacios en blanco. Esta frase puede parecer poética, pero la utilizo de forma literal. El espacio en blanco puede ser una de las herramientas más valiosas en la caja de herramientas de un guionista. Tenemos que usarlo a nuestro favor, especialmente cuando intentamos crear suspense en nuestro trabajo.

En los guiones normalmente no solemos encontrar grandes bloques de descripción o diálogo. Los párrafos breves y concisos se ven mejor. Los elementos del guion, ya sean descripciones o diálogos, se leen más fácilmente cuando se divide el texto en partes con información relevante, acción, etc. Y la página uno es la primera de las oportunidades para mostrar que nuestro guion es fácil de leer y está bien escrito.

Podcast consejos a guionistas novatos

4. El flujo de escritura
Cada historia requiere un flujo de escritura. Es normal no tenerlo claro cuando comencemos a escribir el guion, pero poco a poco debemos estar atentos hasta encontrar cuál es el ritmo que necesita la nuestra. Si os digo que penséis en la primera página del guion de una película de Woody Allen nos vendrá a la cabeza algún personaje solo hablando a cámara o una pareja discutiendo. Da un poco igual de lo que se trate, pero el ritmo y tono de los diálogos de Allen es la característica de sus personajes y de su escritura. Nosotros debemos encontrar el flujo y el ritmo perfectos para contar nuestra historia y para hacérsela especial al lector que tiene entre manos nuestro guion.

Y con esto terminamos el podcast de hoy en el que hemos hablado de la primera página de un guion. Y si os ha gustado, agradecería una valoración de 5 estrellas y un reseña en Itunes o un “Me gusta” en Ivoox. Estaremos juntos los martes y jueves con nuevas técnicas, estrategias y análisis para que aprendamos entre todos a ser mejores guionistas. Feliz 2018 a todos.


Apúntate si quieres recibir noticias de Guiones y guionistas

Al suscribirme en el boletín acepto que David Esteban Cubero me envíe información relativa a sus servicios (podcast, cursos y productos). Aceptando el derecho a rectificar o eliminar mis datos cuando lo desee. Para más detalles ver la política de privacidad

Etiquetas:

Share This