63. Productividad para guionistas (1ª parte)

Siempre que comienza un año toca hacer propósitos nuevos. Y uno de los más clásicos que se propone cualquier guionista que se precie, es dejar de procrastinar y ser más productivo. Ya sabéis a qué me refiero: dejar de mirar continuamente las actualizaciones en Instagram o Twitter, los mensajes de whastapp a deshoras, las visitas al frigorífico… en fin, la de miles de excusas que nos ponemos para no escribir. Pues bien, hoy vamos a hablar de productividad con las mejores recomendaciones que he encontrado. Os aviso, yo las estoy empezando a seguir y se nota. Si queréis profundizar más hay un curso de productividad para guionistas repleto de técnicas.

productividad para guionistas - guiones y guionistas

Guiones y guionistas

El martes terminó el curso de desarrollo de personajes y hoy termina el curso de guion de cortometraje. A lo largo de diez semanas hemos visto cómo escribir el guion de un cortometraje desde la idea hasta la escritura final y hoy acabamos con la reescritura. Porque ya sabéis que escribir es reescribir. Y los que están suscritos a la plataforma de Guiones y guionistas la semana que viene tendrán curso nuevo: Programas gratuitos de escritura de guion. Voy a ir haciendo videotutoriales sobre los diferentes programas de guion para que podáis ver las características de cada uno y elijáis el que más os guste. Es un curso muy práctico, ya veréis. 

El martes os anuncié también que he abierto un canal en Youtube y estoy subiendo los podcast poco a poco. Ya sabéis, podéis suscribiros al canal de David Esteban Cubero y escuchar los podcast desde ahí. Y si tenéis amigos que les guste Youtube también comentárselo, claro.

Consejos de productividad para guionistas

Como os adelantaba antes, es momento de ser más productivos. Tenemos que reconocerlo, perdemos mucho tiempo. Si todo el tiempo que estamos procrastinando lo aprovechásemos para escribir, todos hubiéramos escrito muchísimo más en nuestra vida. Por eso he acudido a uno de los libros más famosos de productividad, que por cierto os podéis descargar gratuitamente, y voy a adaptar sus consejos al mundo de los guionistas.

El libro es Work Smarter Not Harder, que podría traducirse como Trabaja Inteligentemente, No Más Duro y es uno de los libros gratuitos más descargados de Amazon. El autor es el ingeniero y blogger Timo Kianen y os podéis descargar el libro completo en Productive Superdad. El autor propone 18 consejos, que vamos a analizar en dos podcast distintos, este y el del martes próximo.

Antes de comenzar con los consejos, me gustaría recordar los cuatro pilares con los que según Timo Kiasen podemos preparar nuestro cuerpo para ser más productivo: la mentalidad adecuada, hacer ejercicio físico, tener una buena nutrición y disfrutar de un buen sueño que nos proporcione el descanso necesario. A lo largo de los consejos ya veremos como mejorar estos cuatro pilares, que por otro son básicos: si no nos proponemos ser más productivos, difícilmente lo conseguiremos, y si nos lo proponemos pero el cuerpo no nos acompaña porque está cansado o mal nutrido, tampoco.

1. Empieza el día de manera poderosa.

Intenta levantarte temprano, así añades flexibilidad a tu mañana y aprovechas más el día. Por la mañana, después de dormir, es cuando nuestro cuerpo está más descansado y somos más productivos. Si te cuesta puedes hacerlo poco a poco. Cada día te levantas 15 minutos antes, así hasta que te habitúes.

Cada uno entiende levantarse temprano de una forma diferente. Hay gente para los que levantarse temprano es levantarse a las 9 y otros que lo asocian a levantarse a las 4:30. Yo desde que fui padre adelanté bastante mi horario de levantada. Mi hijo a veces se levanta a las 6:30 o las 7 y hay que levantarse. Cuando duerme hasta más tarde y yo me despierto, me levanto y me pongo a escribir. Aunque sea una hora o dos. Es un buen momento porque hay silencio en casa y nadie te molesta. A mí nunca me gustó madrugar pero cuando pillas el hábito no te cuesta tanto, hasta lo disfrutas. A veces me sorprendo despertándome a las 6 y corriendo a la computadora a escribir. Además como trabajo en casa me da igual el día de la semana que sea, voy adaptando mi horario de trabajo a las necesidades del hogar.

Claro, la hora de levantarse debe estar en relación a la hora que te acuestes. Si quieres levantarte antes debes acostarte antes porque no hay que quitar horas al sueño. Si duermes menos te falta uno de los pilares de que te hablaba al principio y eres menos productivo.

2. Entiende el ritmo de trabajo óptimo.

Hay momentos del día en que somos más productivos y debemos encontrar nuestro propio ritmo. En el libro hablan de varias técnicas de trabajo, que yo os cuento para que probéis y después utilicéis la que queráis.

  • La técnica pomodoro: Haces sesiones de trabajo de 25 minutos y un descanso de 5 minutos. Cada cuatro sesiones de 25 minutos haces un descanso más largo de 15 a 30 minutos.
  • Los intervalos de 90 minutos: Haces sesiones de trabajo de 90 minutos. Después haces una pausa de 20 minutos.
  • 52-17: Basado en un estudio sobre los biorritmos de trabajo de los trabajadores más productivos. Consiste en que trabajes 52 minutos y descanses 17.
  • Define tu propio ritmo. Prueba los métodos anteriores y, si no te funcionan, crea tu propio ritmo de trabajo. Lo importante es que reflexiones sobre ello, encuentres un sistema y lo repitas de forma consciente. Y así vayas generando un hábito de trabajo más productivo.

3. Mantén las distracciones a raya.

Las distracciones son esas pequeñas interrupciones que tenemos a lo largo de nuestro trabajo que nos van quitando segundos poco a poco sin darnos cuenta. El caso es que si sumamos todos los ratitos al cabo del día nos quedaríamos alucinados de todo el tiempo que nos roban.

Distracciones creadas por las herramientas de comunicación.

Internet, e-mails, teléfono, redes sociales, mensajes de whastapp… sabéis bien a qué me refiero cuando hablo de este tipo de distracciones, ¿no? Mientras estés concentrado escribiendo un guion, apaga el teléfono o ponlo modo avión y desactiva las notificaciones de la computadora. Después cuando hagas la pausa puedes volver a conectarte.

Distracciones generadas por otras personas.

Familiares o amigos, si estás en casa, o compañeros de trabajo si estás en la oficina. Hay que poner límites y comunicar a los demás que no te molesten mientras estás en una sesión de escritura intensa. Otra opción es aislarse y cambiar el lugar de trabajo, puedes meterte en una sala de reuniones, si estás en la oficina, o irte a una cafetería o una biblioteca, si trabajas en casa. O ve a la oficina más temprano cuando no haya nadie.

Distracciones internas.

A veces es nuestra propia cabeza la que se evade y empieza a pensar en otras cosas. Para eso están las pausas. Así puedes concentrarte cuando estés escribiendo el guion y después en las pausas puedes relajarte. También es recomendable haber dormido bien y estar descansado para concentrarte más.

4. No empieces tu día sin planificarlo primero.

Planifica tu día de trabajo con anterioridad. Puedes tener un Google Calendar donde vayas organizando las tareas según te van llegando y sepas siempre qué es lo que tienes que hacer. Esta técnica se llama Time Blocking y consiste en hacer bloques de tiempo que vas rellenado con tus tareas diarias. O planifícalo día a día. Puedes hacerlo la tarde anterior cuando acabes de trabajar en tu guion, o al empezar el día. Así te puedes organizar lo más importante antes y después ir adaptando lo demás.

Yo por ejemplo, me hago una planificación semanal flexible, que voy modificando según va transcurriendo. Sé que cada semana tengo que hacer dos podcast y dos clases nuevas de los cursos de guion. Tengo que escribir los textos, grabarlos, editarlos, subirlos a internet y promocionarlos por las redes sociales. Además tengo que dedicar algún tiempo a las consultorías que tenga entre manos en ese momento, otro a escribir algún proyecto personal (en este caso estoy escribiendo una película), y otro a pensar en nuevas cosas para la web ya sea nuevos productos como promociones de los existentes. Además tengo que contestar los mails que me llegan y solucionar los problemas con la web o las necesidades de los suscriptores. Y también tengo unos horarios fijos a la semana, como las clases de guion que imparto en un par de escuelas de cine o las clases de pilates que recibo, por ejemplo. Y me organizo todo este trabajo en diferentes bloques horarios según mi día. Que depende bastante del ritmo vital que hay en mi casa, porque trabajo en casa. Es decir, básicamente dependo del horario del jardín de Bruno y de mi coordinación con Andrea. Pero para poder ser productivo y hacer todo lo que debo, necesito organizar previamente qué voy a hacer.

5. Beber agua.

Además de ser bueno para tu salud y la hidratación de la piel. Según un estudio de The University of East London la productividad del cerebro aumenta un 14 % si tienes el cerebro bien hidratado. Así que tomad agua y líquidos, estad siempre hidratados y seréis más productivos.

6. Identifica las tareas importantes y hazlas primero.

Hay que ordenar las tareas por orden de importancia e intentar sacar, por lo menos, la más importante primero. ¿Y cuáles son más importantes que otras? Según Timo hay que ver cuáles son los efectos que tendrán esas tareas. Hay tareas que tienen efectos a largo plazo y otras a corto plazo. Las tareas cuyos efectos van a ser a largo plazo son las que van a afectar mucho a nuestro futuro y por eso son las más importantes.

Por ejemplo, para mí este podcast es una tarea importante. No es algo que tenga efectos inmediatos, pero sí los tiene a largo plazo. Gracias a este podcast cada vez más gente conoce mi trabajo y se apunta a mis cursos o me contrata para hacer consultorías o guiones. Por eso es importante, aunque subir un podcast, que es gratuito, no tenga ningún rédito a corto plazo.

Eso no quiere decir que haya que olvidarse de las tareas a corto plazo, porque hay algunas que necesitan una rápida resolución. Como por ejemplo si tengo un problema con la web que no funciona o que entregar el informe de una consultoría con rapidez pues lo soluciono.

7. Antes de acudir a una reunión hay que hacerse algunas preguntas.

Las reuniones son ladrones de tiempo, por lo que si se pueden evitar o posponer mejor. Cuando estamos escribiendo el guion de un largometraje se va a muy pocas reuniones, pero cuando trabajas en un programa televisivo sí acudes a muchas. Vamos a ver las preguntas que aconseja Timo hacerse antes de acudir a una reunión.

  • ¿Realmente tengo que ir a esa reunión? A veces no hace falta.
  • ¿Puedo asistir virtualmente? Muchas veces puedes evitarte el traslado y hacer la reunión virtual por Skype o Hangout.
  • ¿Realmente hace falta esta reunión? Hay reuniones que no tienen mucho sentido porque ha habido pocos avances desde la última.
  • ¿Ha sido pautada la reunión? ¿Existe una agenda en la que se ven todos lo puntos que se van a seguir en esa reunión? Los asistentes deben saber los puntos que se vayan a tratar en esa reunión para que sea efectiva.
  • ¿Se puede acortar la duración de la reunión? Si se define el tiempo de duración de la reunión es más efectiva porque la gente no se relaja y aprovecha cada minuto. Por eso es fundamental saber cuándo acaba la reunión antes de empezar.
  • ¿Se puede realizar una prueba de la tecnología que se va a usar en la reunión? Ahorra mucho tiempo si hemos probado todo antes. Si es una conexión por Skype, por ejemplo.

8. Agrupa las tareas similares y hazlas juntas.

Por ejemplo, el correo electrónico. Si estás con la pestaña de correo electrónico abierto todo el día vas viendo cómo llegan los correos uno a uno. Y te entra curiosidad. Y lo miras. Y te piensas en contestarlo o no. Alguno lo contestas. Y si estás así todo el día al final has perdido mucho tiempo y lo que es peor, has interrumpido tu trabajo varias veces.

Es mucho más productivo ponerse, por ejemplo, un par de horas al día para contestar mails. Hasta entonces lo tienes cerrado. Y en ese momento lo abres, los lees, organizas y contestas. Dependiendo de tu trabajo es conveniente avisar a la gente que tú funcionas de esa forma y que no vas a contestar con rapidez. Aunque la mayoría de los mails no requieren una respuesta rápida.

Yo suelo utilizar este consejo para las redes sociales. Guiones y guionistas está en Facebook, Instagram, Twitter, Linkedin, Pinterest y Youtube. Si estuviera con todas las redes abiertas continuamente no haría nada más en todo el día. Por eso me pongo momentos para verlas. Y no todas todos los días. Las que uso menos solo las ojeo cuando hago un posteo, que es cuando publico un podcast o un curso. Si somos realistas, ninguna red social requiere tanta prisa como para estar conectado continuamente a ella.

9. Utiliza tu correo electrónico de una forma efectiva.

Define las veces al día que vas a ver tu mail y el tiempo que le vas a dedicar. Timo también aconseja que ver el correo no sea lo primero que hagas al empezar el día o al llegar a la oficina. Si lo haces es posible que cambies el orden de las tareas que has programado para el día y no hagas lo importante que habías programado primero. Y por supuesto, no tengas el correo electrónico abierto si no es el momento de contestar. Y quita también las notificaciones, porque si no lo tienes abierto pero te avisa con cada mail pues tampoco ganamos nada. Puedes avisar a la gente que si es algo urgente te avise de otra forma, como una llamada o un whastapp.

Y con esto terminamos el podcast de hoy en el que hemos hablado de la productividad para guionistas. Es la primera parte, la semana que viene vemos más consejos de Timo Kianen y su Work Smarter Not Harder. Y si os ha gustado, agradecería una valoración de 5 estrellas y un reseña en Itunes o un “Me gusta” en Ivoox. Estaremos juntos los martes y jueves con nuevas técnicas, estrategias y análisis para que aprendamos entre todos a ser mejores guionistas.


Apúntate si quieres recibir noticias de Guiones y guionistas

Al suscribirme en el boletín acepto que David Esteban Cubero me envíe información relativa a sus servicios (podcast, cursos y productos). Aceptando el derecho a rectificar o eliminar mis datos cuando lo desee. Para más detalles ver la política de privacidad

Etiquetas:

Share This