86. Cómo hacer un grupo de mastermind para guionistas

guiones y guionistas

Guiones y guionistas

En el programa de hoy vamos a hablar de una herramienta nacida para luchar contra el normalmente solitario mundo de los guionistas. Voy a proponeros adaptar uno de los recursos que utilizan muchos emprendedores y que les ayuda a que sus empresas crezcan. Me refiero a los grupos mastermind. ¿En qué consisten? ¿Cómo podemos aplicarlos al mundo de los guionistas? Un podcast de lo más útil e interesante.

Y en los Cursos de guion de la plataforma Guiones y guionistas continuamos con el curso de Creación de Webseries. Hoy vamos a ver en qué se diferencia una webserie de una serie televisiva. Así veremos qué es lo que hace especial a las webseries y vamos acotando un poco más el formato.

Y os confirmo que ya llegamos oficialmente a las 100.000 escuchas del podcast. Un éxito absoluto. Por lo que mañana haré el sorteo en el que voy a regalar 10 planners: 5 planners de guion y 5 planners de personaje. Y para entrar al sorteo lo único que hay que hacer es estar apuntado al boletín que hay en www.davidestebancubero.com. Y los que ya estáis suscritos entráis directamente en el sorteo.

La soledad del guionista

Una de las pegas que podemos encontrar al trabajo de guionista es que es un oficio solitario. Cuando preparas proyectos spec, es decir que no son por encargo sino que surgen de ti y después buscas su venta, sueles hacerlo en solitario. No tienes alguien que ejerza de pared a tus ideas, puedes procrastinar sin que ningún jefe te lo recrimine, te puedes bloquear y tienes que encontrar solo el desbloqueo, puedes tener bajones de ánimo sin un apoyo que te anime… En definitiva, que en algún momento te vas a sentir solo en tu proyecto y la falta de motivación te puede llevar a retrasar el proyecto y terminar abandonándolo.

Ante este problema la primera solución puede ser encontrar un socio que coescriba contigo el proyecto. Juntos os dais ánimo y pensáis la historia. Cada uno valida las ideas del otro y cuando uno estás cansado de teclear, el otro le da el relevo. Particularmente es mi forma preferida de escritura. Si encuentras a la persona que te complemente y con quien encuentres una buena forma de trabajo todo es más sencillo y placentero. Pero no es fácil encontrar a esa persona ideal y que tenga el tiempo y la implicación suficiente para trabajar juntos en un proyecto. Porque si los dos no están implicados por igual, la sociedad no acaba funcionando.

Otra solución es recurrir a un profesional que ejerza de mentor y te guíe en el desarrollo de tu proyecto. Un mentor te ayuda a dar forma a tus ideas, te pone retos que debes cumplir y te asesora desde su experiencia. Alguien que ha pasado por ello conoce cómo te sientes en cada momento de tu proyecto y te puede ayudar en la escritura de tu guion. Aprovecho para recordaros que yo tengo este modelo entre mis servicios. Tengo un servicio que te ayuda a desarrollar tu idea desde el inicio hasta el guion final. Y lo bueno es que se contrata por etapas por lo que puedes ir a tu ritmo. Si comienzas el proyecto desde la idea contratas la primera etapa, si ya estás en la fase de la estructura la segunda etapa, y si ya estás en la fase del guion la tercera.

Pero el objetivo del podcast de hoy no es autopromocionarme sino hablar de otra solución al problema de la soledad del guionista. Una solución que he trasladado del mundo de los negocios y los emprendedores y que pienso que puede funcionar en el mundo de los guionistas. Me refiero a los grupos mastermind. La idea es que los guionistas nos juntemos en grupos para apoyarnos en la escritura de nuestros guiones.

¿Qué son los grupos mastermind?

Un grupo mastermind es un conjunto de personas con intereses profesionales afines que se reúnen periódicamente (de forma virtual o presencial) para compartir conocimientos y acompañamiento y ayudarse unos a los otros a alcanzar sus objetivos individuales. La filosofía de estos grupos es aumentar los resultados gracias a que la energía y conocimientos que tiene un grupo es mayor a los que posee una única persona.

Estos grupos tienen una doble función: Por un lado la de mentor, ya que los compañeros del grupo usan su experiencia y conocimientos para ayudarte a salir de bloqueos y a suplir tus carencias, y por otro la de coach, pues los miembros te animan y dan el apoyo emocional que necesitas, además de ofrecerte perspectiva para que seas más objetivo con tus problemas.

Normalmente estos grupos están centrados en el mundo de los negocios, pero también han existido grupos de escritores que se juntaban para discutir sus trabajos cuando están en fase de creación. Uno de los más famosos es el de Los Inklings, un grupo de escritores y poetas a los que les gustaba la escritura del género fantástico, que se reunía después de cenar, en el Magdalen College de la Universidad de Oxford. En esas reuniones mantenían discusiones filosóficas y literarias, o leían y se criticaban mutuamente fragmentos inéditos de sus obras. Entre las obras que fueron leídas por primera vez entre los Inklings se encuentran famosas novelas como El Señor de los Anillos de Tolkien, Más allá del planeta silencioso de Warren Lewis o Las Crónicas de Narnia de C. S. Lewis.

¿Qué beneficios tienen los grupos mastermind que podrían servir a un guionista?

El saber grupal: Un grupo tiene más experiencia y sabiduría que una persona de forma individual, por eso es importante que sus miembros se complementen los unos a los otros para poder sumar. El grupo te permite escuchar perspectivas distintas, muchas veces nos ofuscamos con un punto de vista y escuchar las soluciones que los diferentes miembros dan a un problema te hace ver otras formas de enfrentar las cosas. Y como los demás compañeros no tienen implicación emocional en tu proyecto, puedes obtener un feedback más objetivo.

El apoyo grupal: Como todos los miembros pasan por procesos similares pueden ofrecer apoyo y acompañamiento, especialmente a la hora de superar obstáculos. Además, ver los avances de los demás miembros proporciona inspiración y motivación para nuestros propios proyectos. Este apoyo puede extenderse fuera de la reunión, y que los miembros utilicen su red de contactos para recomendar e introducir entre los miembros a otros profesionales o empresas con las que colaborar.

La presión grupal: Una actividad normal en los grupos mastermind es ponerse deberes y tareas a realizar hasta la siguiente reunión. Cuando te marcas objetivos frente al grupo es más sencillo que los cumplas. El hecho de saber que tienes una reunión programada, te ayuda a avanzar en tu guion porque no quieres ser el único que diga que no has avanzado nada ese tiempo. Además hay una cierta competencia sana, ya que ver a tus compañeros avanzar con sus propósitos te impulsa a ti también a hacer lo mismo.

¿Con quién formar un mastermind de guionistas?

Como veíamos antes, los masterminds se conforman por personas con intereses profesionales afines, ya sean jóvenes emprendedores o grandes empresarios. En el caso de nuestro mastermind yo propongo que se haga con guionistas, sea cual sea su especialidad: largometrajes, series, formatos televisivos… incluso también se podría incluir algún novelista. Quizás sea porque yo he trabajado en todas las facetas del oficio, pero pienso que la variedad de puntos de vista dentro de la misma profesión forma parte de su riqueza. Escuchar la opinión de un guionista que esté escribiendo el proyecto de una serie puede ser útil para alguien que plantea el formato de un reality show, y viceversa. Ayuda que alguien con otra trayectoria te dé una visión distinta de tu proyecto.

Pero hay un requisito que creo que sí es importante, y es que todos estén en el mismo nivel de experiencia. Da igual que sean principiantes o guionistas consagrados, pero para que todos los participantes obtengan un beneficio parecido lo ideal es que se encuentren en una etapa similar en sus proyectos vitales. Si existiera un gran desnivel estaría tratándose de mentoría, y eso es otra cuestión.

Una de las principales características de los grupos mastermind es que están compuestos por un número fijo, limitado y reducido de personas. Lo ideal es que sea entre 3 y 5 personas, para que se cree una mayor confianza dentro del grupo y los tiempos de participación de cada miembro pueden ser más largos. Pero es importante que todos los miembros estén con suficiente implicación, tanto en la asistencia periódica como a la hora de rendir cuentas.

Cómo montar un grupo de mastermind de guionistas

1. Tipo de reunión

Una de las primeras decisiones, una vez que se ha conformado el grupo, es si las reuniones se van a hacer de forma presencial o de forma virtual gracias a herramientas gratuitas de chat en vídeo como Skype, Google Hangouts y ooVoo. Lo ideal es que las reuniones sean físicas, porque tienen más impacto energético entre los participantes y se aprovechan más. El problema es la logística, ya que hay que desplazarse y tener un lugar donde reunirse.

La opción de conexión virtual tiene la ventaja de que todos los miembros se pueden conectar desde cualquier lugar. Pero a cambio, se pierde en el contacto humano y es más fácil dispersarse y no estar totalmente atento a lo que se trata. También se puede hacer una solución intermedia: se asiste a una reunión presencial trimestral para establecer objetivos y después se hace seguimiento de los mismos con reuniones periódicas online.

2. Las normas

Para prevenir problemas conviene establecer de antemano lo que se espera de cada participante y cómo se va a regular el grupo. En este sentido es interesante dejar por escrito una especie de estatutos o memorándum en el que se especifique el objetivo del grupo de mastermind, el perfil de los participantes y cómo se van a admitir, cómo se van a organizar las reuniones y si se va a hacer algún orden del día, cómo se van a comunicar los participantes (WhatsApp, teléfono, grupo de Facebook, email…), cuál va a ser la duración de las sesiones y cuáles serán las obligaciones de los miembros.

3. La periodicidad

Uno de los elementos claves para que funcione el grupo es el compromiso de periodicidad. Puede ser semanal, quincenal o mensual, pero es fundamental que haya un compromiso para que los encuentros se produzcan regularmente y según un calendario acordado por sus miembros. Cuando alguno de los miembros comienza a fallar es fácil que los demás también flojeen y acabe rompiéndose el grupo.

4. El cumplimiento

El otro compromiso público al que se tienen que acoger los miembros del grupo es a rendir cuentas. En cada reunión, los integrantes fijan objetivos y se ponen deberes a realizar para la próxima reunión. Después debes rendir cuentas ante los demás del cumplimiento de tus retos. Esta es una de las grandes ventajas de los grupos masterminds para guionistas. Te obligas a cumplir el plan de trabajo que te vas poniendo, respondiendo ante tus compañeros como si fueran tus jefes. Cuando compartes públicamente tus retos aumenta tu presión para cumplirlos. Y así tu guion avanza con un objetivo que, si no hay un plazo de entrega previo, te vas poniendo poco a poco.

5. La invitación

Ahora que ya sabes cómo funcionan los grupos mastermind es el momento de intentar crear uno propio donde impulsar y compartir tu trabajo. Primero debes buscar a los otros componentes, teniendo en cuenta que deben tener una situación profesional y de experiencia similar a la tuya y directamente invitarlos a participar en el grupo. No hace falta que los invites tú a todos, es más enriquecedor e interesante que también sean propuestos por los otros componentes que se van sumando.

6. La primer reunión

Cuando hayas formado el grupo, llega el momento de organizar la primera reunión. Lo ideal es que sea presencial. Ahí es donde se establecen los objetivos del grupo, el tipo de reuniones que se van a tener, su duración y la forma de comunicarse. También se determina la periodicidad de las reuniones y se crea el compromiso de asistencia.

7. Las demás reuniones.

Es bueno tener algún tipo de estructura en las reuniones mastermind que nos ayude a llevar su desarrollo. Te pongo algunos ejemplos de puntos del día:

– Cada miembro del grupo puede compartir algún avance positivo que ha sucedido en su guion y las lecciones que ha aprendido con él.
– Cada miembro del grupo puede presentar algún reto o dificultad en su guion y solicitar el consejo y opinión de los demás integrantes.
– Cada miembro del grupo puede compartir el estado actual de su guion y comprometerse a realizar ciertas tareas o deberes antes de la próxima reunión.

En algunos grupos mastermind hay un encargado de tomar notas y resumir la reunión para dejar constancia de lo que se ha hablado. Después estas notas se comparten y en la próxima reunión sirven para comprobar si se han cumplido o no las tareas. 

Y con esto terminamos el podcast de hoy en el que hemos visto en qué consiste un grupo de mastermind y cómo crear uno de guionistas. Y si os ha gustado, agradecería comentarios y valoraciones en Itunes, Ivoox o Youtube. Estaremos juntos los martes y jueves con nuevas técnicas, estrategias y análisis para que aprendamos entre todos a ser mejores guionistas.


Apúntate si quieres recibir noticias de Guiones y guionistas

Al suscribirme en el boletín acepto que David Esteban Cubero me envíe información relativa a sus servicios (podcast, cursos y productos). Aceptando el derecho a rectificar o eliminar mis datos cuando lo desee. Para más detalles ver la política de privacidad

Etiquetas:

Share This