95. Consejos para que te respeten como guionista

guiones y guionistas

Guiones y guionistas

Hoy en el podcast traigo un documento elaborado por el Sindicato de Guionistas españoles ALMA que estoy seguro va a ser de utilidad para todos vosotros. Es el directorio del guionista respetado y da una serie de consejos y buenas prácticas para que todos los guionistas nos hagamos valer respecto a los productores y demás miembros de la industria.

Hoy continuamos fomentando y desarrollando vuestra imaginación con el curso de Creatividad online. Vamos a ver un videotutorial sobre una web llamada Lino que es una pizarra virtual donde agregar notas e imágenes. Para que os hagáis una idea es como el típico corcho que pones en la pared y vas pegando notas y fotos. Muy práctico porque gracias a internet te llevas el corcho a donde vas.

El directorio del guionista respetado

El sindicato de guionistas Alma elaboró un documento para dar pautas a los guionistas profesionales para que valoren su trabajo y obliguen a valorarlo a los demás. Y a las demás personas relacionadas con la producción audiovisual, para que aprendan a respetar a los guionistas. “Pero no es difícil: basta con pagar al guionista su trabajo dignamente, en función de su valor en el mercado y del tiempo empleado en producirlo, y tenerle en cuenta en las decisiones y acciones relacionadas con el producto de su esfuerzo. Guionistas y productores inteligentes encontrarán en este trabajo criterios para conseguirlo.”

Documento: El directorio del guionista respetado

Este documento extrae una parte muy sustancial de su contenido de “Working with Writers”, de Anthony Read, 2002, actualizado y publicado en 2009 por el Comité de Televisión del “Writers Guild of Great Britain”, que han autorizado a ALMA a traducirlo y adaptarlo a la situación y necesidades de los guionistas españoles. La adaptación del original fue realizada por Julia Gil, de la Junta Directiva de ALMA, Y Tomás Rosón, de Gravina Abogados, asesores legales de ALMA.

El texto comienza así: “La piedra angular, el fundamento, de cualquier producción audiovisual es el guion, por tanto, el guion y su autor, el guionista, deberían ser valorados como corresponde a dicha posición fundamental.”

Os resumo los puntos más importantes del documento. Os aconsejo leer el documento original si queréis ampliarlo.

  1. Ideas y Argumentos
  • La relación profesional entre un guionista autónomo y un productor comienza con una idea. Las ideas no están protegidas y no hay que pagar por ellas.
  • Si consideras tus ideas valiosas, no las vayas contando a los productores que conozcas sin protegerlas con un documento de confidencialidad, pues si efectivamente son valiosas son un regalo del que cualquiera puede obtener valiosos frutos sin problemas legales.
  • A partir de su plasmación en un argumento en el caso del género de ficción, y de un proyecto de formato o propuesta de programa en el género de entretenimiento, comienzan a tener un precio.
  • Un argumento o proyecto de formato que envías a un productor que no lo ha encargado no se paga. Sin embargo, si tras el primer contacto, se pide a un autor que elabore un argumento o proyecto para evaluar las posibilidades de una idea, es un encargo en firme por el que hay que pagar, a su encargo o a su entrega.
  1. Sinopsis y Tratamiento
  • Las series de calidad son caras y tienen mucha demanda. Generalmente, en una primera fase, se solicitan más sinopsis de las necesarias para el espacio televisivo que queda libre, así que la competencia es enorme. Si es preciso cualquier detalle médico, legal o profesional para demostrar la solidez de una historia, el productor debe financiar su documentación en esta fase inicial, incluso para completar esas primeras sinopsis.
  • Si se te invita como guionista a continuar en el proceso de selección de estas series por las TVs, se te debería encargar el tratamiento de una historia compleja.
  • El plazo del proceso de desarrollo debe estar delimitado claramente en el contrato. Después de dicho plazo, este tratamiento se convertirá en un guion o se rechazará. Si se rechaza y no es incorporado a la obra audiovisual, no serás autor de ésta, pero habrás cobrado tu trabajo.
  • No te comprometas nunca a escribir ilimitadas versiones por el mismo precio: eres un guionista profesional, y no un esclavo.
  • No te comprometas a escribir versiones ulteriores sin haber cobrado previamente el precio de los trabajos ya entregados.
  1. El pago de ideas originales.
  • Si envías un argumento o un formato originales para una nueva serie o programa, y les gusta y quieren usarlo de cualquier forma, ya sea el contenido o la forma, tienen que pagártelo.
  • Haz firmar un documento de confidencialidad a quien pretenda leer tus proyectos, o los perderás. Este documento es práctica universal en todas las ramas comerciales, y si una productora no lo firma no es una productora fiable.
  1. Encargar un guion.
  • Cuando te encargan un guion (partiendo del argumento o de cero) trata de la idea lo más profundamente posible con el productor. Una conversación insuficiente puede acarrear malentendidos y frustrar expectativas a ambos.
  • Si tu interlocutor no está autorizado para decidir sobre los elementos clave de la historia, debe derivar la idea lo antes posible al productor o al productor ejecutivo, que sí lo están. El objetivo es conseguir un informe detallado en el que basarse a la hora de juzgar el primer borrador del guion.
  1. Prueba de guion.
  • Algunas series o seriales de larga permanencia en antena encargan pruebas de guion. Las condiciones pueden variar, pero se deben observar unos principios básicos:
    • Para favorecer el acceso de nuevos autores, puede ocurrir que un guionista novel se encargue de escribir un guion de prueba gratuitamente, o solo a cambio del pago de las dietas.
    • Si te encargan una prueba de guion, para probar tu idoneidad para el estilo y el “alma” de tu obra, y eres un guionista profesional exige unos honorarios adecuados por tu tiempo de trabajo. Tu capacidad técnica ya ha sido probada sobradamente, la prueba obedece a sus exigencias particulares, así que exige que te paguen al menos una suma concreta y adecuada.
  • En ambos casos has de exigir un informe detallado y un constructivo intercambio de ideas, además de acusar recibo de la recepción de la prueba para asegurar que ésta ha llegado a quién lo ha solicitado. Se deben definir claramente los plazos y el número de borradores, así como informar de inmediato al guionista de si ha sido seleccionado.
  1. En el trabajo.
  • Durante las semanas en que estés trabajando, intenta mantener una relación fluida, clara y cortés con el productor. Deberás haber acordado por escrito un plazo de entrega realista. Rechaza los calendarios que la productora puede modificar a su arbitrio.
  • Si trabajas en una serie que lleva mucho tiempo en antena, verás que los hilosargumentales se cambian frecuentemente por razones imprevisibles. Deberían realizarse cambios solo si hay un poderoso motivo, de acuerdo con la dirección; y cuanto antes se te haga saber, más fácil será aplicarlos.
  1. La entrega.
  • Confirma siempre que su destinatario ha recibido el guion. Si lo entregas personalmente en mano, exige un acuse de recibo formal para que quede constancia.
  • Comprueba el calendario de tus pagos y exígelos.
  • Señala en tu contrato el límite de tiempo en el que se decide si el guion es adecuado o bien necesita revisarse. Y tenlo presente en tus relaciones con la productora y su equipo.
  1. Los comentarios
  • Si no les gusta el guion, deberían decírtelo y explica por qué, de forma clara y cortés.
  • Un productor o director experimentados y objetivos puede detectar generalmente la debilidad o la falta de aprovechamiento de las posibilidades de un guion, y el guionista estará encantado de reconducirlo en beneficio del trabajo.
  • Los cambios estructurales necesitan más tiempo y esfuerzo que reescribir una escena: plantea, en consonancia, un nuevo plazo de entrega. Si hay poco tiempo, no aceptes una lista de cambios inabarcable: trata de que marquen sus prioridades para que te centres en lo esencial. Redundará en un mejor resultado. En estos casos fija un pago extra o una revisión de los honorarios si no estaba previsto en el contrato.
  • Si estás trabajando en una serie de duración prolongada, debes preguntar a los compañeros de trabajo por los episodios precedentes y los sucesivos, y si esto produjera cambios en el guion de tu episodio, debes comunicárselo al productor o al coordinador.
  1. El guion aprobado.
  • Un guion se considera aprobado tras la redacción del guion definitivo. Los derechos en cualquier guion original son propiedad del guionista, el cual los cede a la compañía por un periodo de tiempo limitado. La duración de la cesión dependerá de los acuerdos concretos según los cuales haya sido contratado. Exige en el contrato la recuperación de los derechos sobre tus trabajos si no llegan a producirse.
  • Si por algún motivo se considera que es necesario hacer ciertas modificaciones después de que un guion haya sido aprobado, se debería informar al guionista siempre, y darle la primera opción para acabar su trabajo. Los guiones no deberían reescribirse “dentro de la organización” a no ser que el guionista no quiera o no pueda hacer esas correcciones.
  • Se debería enviar siempre una copia del guion de rodaje al guionista, antes de empezar a rodar. Esto puede parecer evidente, pero con frecuencia se incumple, y con la invención del Borrador Definitivo y del e-mail no hay excusa para excluir al guionista de la lista de distribución.
  1. El guion rechazado.
  • A veces se rechazan los guiones. ¿Cuál es la mejor manera de gestionarlo? En primer lugar, debería comunicársele al guionista tan pronto como se tome la decisión, y dar la orden de que le abonen rápidamente lo que le deben. Si el guion no ha sido rechazado en su totalidad y va a ser reescrito dentro de la organización o por otro guionista, se debería enviar al autor original una copia del nuevo guion de rodaje y dejar clara su situación en los títulos de crédito.
  • Si el guion es técnicamente bueno, pero el guionista no ha sido hábil evaluando los gustos personales del productor o de la comisión ejecutiva, se debería hacérselo saber.
  1. ¡Entra el director!
  • Cuando se aprueba un guion, el productor tiende a pensar que la participación del guionista acaba ahí.
  • Por desgracia se ha convertido en habitual el mantener aparte al guionista: productores y coordinadores temen que su autoridad se vea mermada, o quizás intenten proteger a los guionistas o a sí mismos de las peticiones del director. En ambos casos se hace flaco servicio al guionista.
  • Lo ideal sería que un guionista tuviera ocasión de mantener al menos una reunión de contenidos con el director para llegar a un consenso, con derecho a dietas pagadas por producción.
  1. La selección de actores.
  • El creador de un guion original debería participar en las sesiones finales del casting de los personajes principales. Sería muy útil, al menos para el director y el productor, dialogar sobre estos personajes con la persona que los inventó.
  1. Ensayos y grabaciones.
  • Las normas y compromisos contractuales relativas a las modificaciones del guion se aplican tanto durante los ensayos y rodajes como en la preproducción.
  • Todos suponen que habrá ciertos ajustes o pequeños cambios en los diálogos para reflejar los cambios producidos durante los ensayos o en el plató, pero habría que consultar al guionista siempre que sea posible. La más mínima palabra que elija suprimir o cambiar un director, puede tener una importancia esencial para el guionista, el cual se ha dedicado durante muchos meses a desarrollar el guion en su conjunto.
  1. La post-producción.
  • Los cortes y modificaciones que se realizan a menudo en la edición pueden variar la forma y el resultado de una producción. En cualquier caso y siempre que sea posible, debería mantenerse al corriente al guionista.
  1. Primer visionado.
  • En caso de que se celebre un pre-visionado, el guionista debería ser invitado y acreditado junto con el productor, director y los protagonistas principales. Se debería invitar también a todos ellos a las mesas redondas.
  1. Premios.
  • En la misma medida, si la serie o uno de sus episodios están nominados para un premio, hay que invitar al guionista a la ceremonia y acreditarlo junto al productor, director y actores protagonistas.
  1. El programa
  • Para el equipo de producción es fácil ver el programa acabado, y es común olvidarse de que el guionista está en su casa esperando ver cómo ha quedado. Acuérdate, pues, de enviar una copia del DVD antes de su emisión: debería ser un compromiso contractual.

Os recuerdo que lo que hemos visto es el resumen de los puntos más importantes del El directorio del guionista respetado del sindicato de guionistas ALMA. Os aconsejo leer el documento entero.

Y con esto terminamos el podcast de hoy en el que hemos visto los consejos para que te respeten como guionista. Y si os ha interesado, agradecería comentarios y valoraciones en Itunes, Ivoox o Youtube. Estaremos juntos los martes y jueves con nuevas técnicas, estrategias y análisis para que aprendamos entre todos a ser mejores guionistas.

Etiquetas:

Share This